Dolor y gloria

El Granada CF cosecha la derrota mas dulce de su historia al perder 0-1 con el PSV, sellando su pase a la siguiente ronda de la Europa League con la derrota del PAOK
0
116
Jugadores del Granada y PSV en una disputa de balón durante el partido. Imagen obtenida de www.GranadaCF.es

El Granada CF cayó derrotado por 0 – 1 contra el PSV Eindhoven en Los Cármenes. Los rojiblancos, a pesar de la derrota, se clasificaron matemáticamente para los dieciseisavos de final de UEFA Europa League gracias a la victoria del Omonia sobre el PAOK en el otro partido del Grupo E.

Los nazaríes llegaban al encuentro con la necesidad de puntuar para sellar el pase matemático a la siguiente ronda, a expensas de lo que ocurriera en el partido que se disputaba de forma paralela entre los otros rivales del grupo. El equipo granadino necesitaba un buen resultado y una buena imagen para alejar la racha negativa que estaban teniendo en Liga y continuar con su dinámica positiva en Europa.

Por su parte, el PSV necesitaba ganar en el Nuevo Los Cármenes para así no quedar desahuciado de la lucha por la clasificación, y como venganza por la derrota que cosecharon en el partido de ida contra el Granada en Eindhoven.

El equipo holandés salió más enchufado y más decidido a ir a por el partido que los granadinos. Dando una mejor imagen que en el partido de ida, los visitantes iban a gozar de la primera ocasión clara sobre el minuto veinte de partido.

Un centro de Gotze encontró a Gakpo, y este de pecho, decidió el balón a Malen. El joven delantero del equipo holandés remató de primeras sobre la portería de Rui Silva, y su disparo se marchó a escasos centímetros del palo derecho. El PSV avisó de cuales eran sus intenciones y perdonó por primera vez.

El Granada parecía haber exportado los fallos y desaciertos que estaba cometiendo en liga a la competición europea, pero aún así, gozaría de una ocasión clara en una primera parte más que discreta.

Machís puso un centro al corazón del área. Su compatriota, Yangel Herrera, remató el balón sobre uno de los zagueros holandeses y este se estrelló contra el palo. El colegiado israelí anuló la jugada por un posible empujón del venezolano sobre su defensor que pareció no existir.

Cuando el PSV se encontraba mejor sobre el terreno de juego, uno de sus titulares, Madueke, se tenía que marchar lesionado sobre el minuto 38 del primer tiempo. Justo después, el equipo visitante presentaría sus credenciales definitivas de aspirante a la clasificación.

Boscagli dio un pase sobre la banda derecha del equipo nazarí que Max se encargó de recibir. El jugador alemán encontró una autopista por esa banda y se aproximó al área de los locales. Puso un centro tenso y a media altura al corazón del área. Malen, adelantándose a sus defensores, remató de primeras, alojando el balón en el fondo de la mallas. Con un partido muy serio, el PSV se adelantaba en el marcador (0 – 1) dejando ver, una vez más, los errores defensivos de los nazaríes.

El Granada iba a gozar de una ocasión antes del descanso, pero no iba a ser capaz de empatar el partido. Un centro al área de los visitantes, tras una falta botada por Milla, encontró la cabeza de Germán que se lanzó en plancha y sin oposición a rematar el balón. Sin embargo, el remate se marchó muy alto.

Tras la reanudación, el PSV salió a buscar la portería de Rui Silva, y estuvo a punto de encontrar el segundo en una jugada individual de Gotze. El jugador alemán hizo una larga conducción que le permitió colarse en el área nazarí. Se escoró hacía el perfil izquierdo y le dejó el balón a Dumfries. El capitán visitante soltó un potente derechazo cruzado sobre la meta local. Rui Silva, con un gesto felino, consiguió rozar el balón y mandarlo a córner, evitando que los visitantes pusieran tierra de por medio.

El susto y las entradas en el campo de Foulquier y Suárez parecieron espolear a los locales, que empezaban a combinar mejor y a sentirse más cómodos sobre el tapete del coliseo de El Zaidín.

Foulquier, fresco tras su reciente incorporación, agarró el balón en banda y puso un balón tenso y medido sobre el segundo palo. Machís, desde segunda línea, apareció para rematar el balón, aunque su cabezazo se marchó fuera por muy poco.

El Granada mejoró ostensiblemente, y bailaba al son de Darwin Machis. El extremo venezolano filtró un pase al área que Soldado, inteligentemente, prolongó para Herrera. El centrocampista, sólo y una posición privilegiada, disparó rematadamente mal y el empate se le volvió a escapar a los nazariés.

El PSV, lejos de arrugarse, iba a seguir generando peligro a los locales. Gotze, desde la frontal, colocó un pase medido en el área nazarí para Zahavi. El jugador israelí, en un magnífico recurso para buscar el remate, se inventó una media chilena que impactó levemente con el balón. El esférico salió con poca fuerza y Rui Silva pudo atajarlo fácilmente.

El Granada no daba tampoco el partido por perdido, y tras un buen pasé al hueco que encontró el desmarque de Herrera, el venezolano disparó al palo corto. Mvogo, en un acto de puros reflejos, despejaba el balón a córner y evitaba que los locales empatasen el marcador.

El Granada siguió intentando voltear el electrónico, pero sus intentos eran repelidos por la zaga holandesa. También el PSV pudo matar el partido a la contra, especialmente con una excelente jugada de Gakpo. El jugador del equipo de Eindhoven soltó un derechazo colocado, al que Silva respondió con una excelente estirada, despejando el balón. Finalmente el marcador no se movió.

Con su victoria en el coliseo nazarí, el PSV rompía la racha de partidos sin perder de los nazaríes en su primera participación en la Europa League y sellaba su presencia en la siguiente ronda. Los granadinos, al igual que los holandeses, pasarían de ronda, a pesar de la derrota, gracias al favor que el Omonia de Nicosia les hizo contra el PAOK. En la sexta y última fecha, Granada y PSV, en partidos diferentes, se disputarán el liderato de grupo y esa plaza ventajosa que el primer clasificado ostenta.

Ficha Técnica

  • Granada CF: Rui Silva, Vallejo, Duarte, Germán (Foulquier 56′), Neva, Gonalons, Soro (Suárez 56′), Herrera, Milla (Molina 76′), Machís, Soldado (Puertas 83′).

 

  • PSV Eindhoven: Mvugo, Max, Boscagli, Teze, Dumfries (Baugartl 71′), Gakpo, Sangaré, Rosario, Gotze, Malen, Madueke (Zahavi 38′ (Hendrix 88′)).

 

  • Goles: 0 – 1 (Malen 38′)