Sevilla FC 1-0 Lyon. La máquina comienza a carburar

0
210

El conjunto nervionense consiguió una importantisima victoria ante el Lyon en la segunda jornada del grupo H de la Liga de Campeones. Los pupilos de Sampaoli comenzaron el partido con un juego espeso e inseguro, mostrando sus carencias defensivas al contragolpe y la falta de gol en la parte ofensiva. El entrenador sevillista supo paliar los errores cambiando el sistema de juego y dándole de esta forma la batuta del juego a un Samir Nasri más enchufado que comandó al equipo hacia la victoria.

El partido comenzó de una forma frenética con numerosas faltas y pocas ocasiones. Los sevillistas no eran capaces de dar pie con bola con un juego bastante impreciso. Sin embargo, el Lyon vino a demostrar que no viene de paso y  en el minuto 11 Nabil Fekir aprovechó una duda en la zaga sevillista para mandar el balón al larguero de la portería defendida por Sergio Rico. Los franceses seguían presionando a los nervionenses mostrando en su juego unas ideas más claras y es que tan solo cinco minutos después un pase de Fekir se paseo por el área sevillista sin encontrar un compañero. El Olympique ganaba metros y el delantero francés Maxwel Cornet, tras una gran jugada, realizó un buen golpeo pero volvió a encontrarse con Sergio Rico para evitar el 0-1. El Sevilla se fue al descanso dando las gracias por el empate y eso a la afición no le gustó ya que despidió al equipo entre tímidos pitos.

Tras el descanso pudo verse a un Sevilla totalmente diferente. Los de Sampaoli salieron a ganar el partido, comandados por el centrocampista Samir Nasri que cinco minutos después de la reanudación del partido puso en apuros por dos veces al portero lionés, Anthony Lopes. Los jugadores sevillistas comenzaron entenderse y esto dió sus frutos, en el minuto 52,  Nzonzi se sacó un centro hacia Vietto que tocó de cabeza en el segundo palo para que Ben Yedder rematara a puerta vacía. Los franceses se quedaron muy tocados tras el gol y tan solo 10 minutos después, Lopes paró un mano a mano a Vietto para evitar el 2-0. El Sevilla seguía intentándolo y el Lyon estaba cada vez más nervioso y esque en el minuto 69 le pitaron un penalti al Sevilla por derribo a Nasri que Vietto se encargó de mandar a las nubes. Los rojiblancos se sentían muy cómodos en el campo y supieron controlar lo que restaba de partido para llevarse los tres puntos.

De esta forma, el Sevilla dio un paso de gigante para conseguir la clasificación a los octavos de final de la mejor competición europea