Renovarse o morir, la economía de los nuevos tiempos

José María Gay de Liébana presenta su libro con las claves del éxito de las grandes empresas tecnológicas

El pasado viernes por la mañana José María Gay de Liébana,  presentó en uno de los webinars organizados por la Cámara de Comercio de Sevilla desde el Plan Impulso Plus, su nuevo libro “Revolución Tecnológica y Nueva Economía. Todos los secretos contables de Apple, Google, Facebook y Amazon al descubierto”.

La primera comparación que hace este economista, escritor, conferenciante y profesor de economía financiera y contabilidad en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, conocido en los medios como “el economista indignado”, es con otra de sus grandes pasiones, el tenis. Y es que en España siempre ha habido grandes campeones de este deporte, que, además, consiguen estar en lo más alto del ranking durante mucho tiempo. De la misma manera pasa con las empresas más poderosas del mundo, pues, al gran mérito de haberse convertido en las empresas punteras que son, se suma el haber sabido mantenerse en la cima en un panorama tan intrépidantemente innovador como el de nuestros días.

¿Cómo se consigue esto? Adaptándose de la manera más eficaz a los nuevos tiempos, estudiando las estrategias de las nuevas generaciones en un constante afán de renovación y perfeccionamiento de sus sistemas de trabajo. Pero este encuentro no solo ha servido para presentar su libro, pues el autor ha aprovechado para compartir su análisis de experto sobre la situación en la que se encuentra España actualmente.

Lo primero que ha remarcado es cómo se ha notado en estos tiempos la falta de investigadores y talentos de los que echar mano para solventar los problemas derivados de la pandemia, poniendo de relevancia que las grandes potencias mundiales como EEUU o Alemania, cuidan muy mucho de los profesionales de un sector como es la investigación reflejándose esto en el número de Premios Nobel que les han sido otorgados y, aquí viene la clave, esto es directamente proporcional a la fiabilidad y por tanto al crecimiento de sus industrias. Ha destacado el autor que España solo recibió un Premio Nobel en Medicina, a Ramón y Cajal, y que muchos de los altos cargos e investigación de otros países son españoles, porque en España no se da lugar ni financiación al desarrollo del talento y esto se refleja en la cantidad de investigadores españoles que se marchan al extranjero para trabajar.

Las grandes compañías tecnológicas destinaron el año pasado 108.000 millones de dólares a investigación y desarrollo. Solo Amazon destinó el año pasado 36.000 millones de dólares en investigación y desarrollo, esto es el 12% de su facturación. Si lo comparamos con nosotros, España destinó a I+D+i el 1,2%, unos 14 millones de euros en total. España está anclada en el pasado y hay que hacer una apuesta seria por el sector tecnológico. Y todos los sectores se complementan perfectamente con la tecnología.

Si en EEUU todo son libertades a la hora de crear empresas, en España todos son obstáculos y trabas, todo está muy burocratizado. No hay hábitat confortable para posibilitar el desarrollo. España y Europa se mueren, y cuidado con Asia.

A nivel de pequeños y medianos empresarios españoles, Liébana anima a los comercios, hostelería y restauración a reinventarse con estrategias nuevas. No hacen falta grandes artificios, se puede de una manera sencilla de subirse al carro de la revolución

digital.

Y es que saber de economía y conocer las últimas estrategias globales es la clave para no quedarse atrás. Las ventas de su libro, en cualquier librería, destinará sus beneficios a la investigación en la lucha contra el cáncer del Hospital del Vall d’Heron: https://www.vallhebron.com/es/asociacion-espanola-contra-el-cancer-aecc