Chelsea 2-0 Atlético (3-0): Jaque Mate made in London

El Chelsea acaba con la aventura europea de un Atlético incapaz de generar peligro. Ziyech abrió el marcador en el 33' y Emerson sentenció en el 93'.
0
286

El Chelsea se llevó una eliminatoria en la que fue indudablemente superior durante prácticamente la totalidad de los 180 minutos. Los ‘blues’ dejaron patente en Stanford Bridge que existe un desequilibrio evidente entre el juego de unos y otros. Sobre el tablero partían dos equipos con posibilidades parejas, pero en el desenlace los de Tuchel avasallaron con todas las posibilidades colchoneras, pusieron a su rival contra las cuerdas y un gol de Emerson en el descuento supuso el Jaque Mate. En una jugada, la viva representación de un partido entero: un equipo temeroso frente a un rival audaz.

El Atleti salió con ímpetu y en los primeros minutos prometía dar guerra, pero aquello quedó en un espejismo. Con el paso de los minutos el Chelsea se crecía y hacía más fuerte en todas las facetas. Ante un Atlético que avanzaba hacia la nada y caminaba sobre arenas movedizas; se veía a un rival que no se amilanaba ni dejaba amedrentar ante cualquier atisbo de peligro colchonero. Al contrario, cada ataque ‘blue’ parecía ir acompañado de un aire de temor para la inconsistente zaga rojiblanca -que se lo preguntasen Savic-.

Werner ya dio el primer aviso antes del segundo minuto tras marcharse de dos defensas, aunque finalmente se fuese el balón por línea de fondo. Lodi fue el siguiente -a las manos de Mendy desde el borde izquierdo del área-. A partir de entonces, los de Londres fueron poco a poco: varias llegada de Alonso, Timo y compañía, algún centro y un aumento progresivo de su presencia en campo contrario. En el 22′, Suárez se quejó de un empujón de Rudigger en el borde interno del área. El arbitro no vio nada -la misma suerte que corrió Carrasco cuatro minutos más tarde tras un agarrón- y dejó seguir. Havertz fue amonestado en el 29’. El Chelsea continuó siendo superior y acabaría por encontrar lo que buscaba. En un contraataque, apareció Werner cerca del área para servírsela en bandeja a Ziyech. Éste remató a placer frente a Oblak e inauguró el marcador.

Ironías de la Champions, la cosa fue a peor para los del Cholo. El gol dio alas a los ‘blues’ -pareciese que fuesen éstos los que buscaban remontar- y el Atlético acabó sobreviviendo a una taquicardia en los compases finales del primer acto. Sobran los nombres propios, cualquier peón ‘blue’ tenía a su alcance al rey rojiblanco. Al Atleti le salían problemas por todos los flancos, un retrato del clásico sufrimiento del pupas. Apenas Joao Félix llegó a acercarse a la portería pero acabó viéndoselas con Mendy.

Tras el descanso, Simeone dio salida a Hermoso por Lodi con la esperanza de cambiar el panorama, pero éste varió muy poco; si bien es verdad que el Atlético cerró mejor su línea defensiva. Werner seguía mandando sus particulares avisos, mientras su equipo tomaba terreno sobre el verde. Entró Dembelé, se fue Carrasco. Más tarde, también lo hizo Correa por Suárez, que sonreía irónicamente. Corría el tiempo y la realidad se hacía cada vez más palpable: el Chelsea se replegaba y desplegaba como quería, el Atleti como podía. Los de Tuchel tienen otra forma de ver el fútbol. Con un ritmo superior, prácticamente no se inmutaron. Hubo alguna intentona de rehacerse del equipo rojiblanco. Lemar sustituyó a Trippier. Algo mejoró su equipo, pero la trascendencia fue nula.

Todo esto sucedió hasta que en el 81’ le tumbaron una dama al Atlético. Un codazo de Savic a Rudigger -el alemán colaboró con su dramatismo- sirvió para que el trencilla lo expulsase. A partir de entonces, la esperanza fue medrando. Fue la historia de un náufrago nadando en mar abierto, de una plantilla en jaque, anulada hombre a hombre. ¿Ubi sunt? Llorente tampoco estaba por ahí para salvar los muebles. Joao seguía llevando la voz cantante en las escasas ocasiones de su equipo. Mendy le negó la fortuna. Entre una cosa y otra, en el descuento entró Emerson, que en cuestión de un minuto firmó la sentencia. Jaque Mate. El fútbol hizo justicia. No hubo sorpresa en Stanford Bridge. Toca centrarse en LaLiga.

 

Ficha técnica

Chelsea: Mendy; James, Azpilicueta, Zouma, Rudiger, Alonso (Chilwell, 90+’); Kanté, Kovacic; Ziyech (Pulisic, 77′), Havertz (Emerson, 90+’) y Werner (Hudson-Odoi, 83′).

Atlético de Madrid: Oblak; Lodi (Hermoso, 46′), Giménez, Savic, Trippier (Lemar, 69′); Carrasco (Dembelé, 53′), Saúl, Koke, Llorente; Joao Félix y Suárez (Correa, 59′).

Goles: 1-0, 34′ Ziyech; 2-0, 90′ Emerson.

Árbitro: Daniele Orsato (ITA) amonestó a Havertz (29′) del Chelsea y a Lodi (31′), Saúl (51′), Giménez (60′) y Koke (72′) y expulsó a Savic (82′) del Atlético.

Incidentes: Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions League disputado en el estadio Stamford Bridge (Londres, Inglaterra) a puerta cerrada.