Leni Band: “La cultura nos ha salvado la vida en la cuarentena y no está valorada como debería”

Leni Band o como una banda de pop-rock alternativo local consigue sacar algo positivo de la cuarentena provocada por el Covid_19
Tocando en una presentación antes de que llegara la pandemia de la Covid_19. Foto: LENI BAND.

Leni Band es un grupo de pop-rock alternativo formado por Jimmy, Juan, Alicia y Raquel. Cuatro amantes de la cultura que desde hace un año disfrutan juntos de su gran pasión, la música.

Este grupo, que aunque como todos los oficios, se ha visto azotado por el confinamiento que ha pasado el país durante casi dos meses, ha sabido sacar lo mejor de la situación y, en la cuarentena, han lanzado dos temas con videoclip incluido.

Leni Band surgió cuando Jimmy y Juan, el batería, que ya habían tocado en otro grupo de rock, pensaron en la idea de comenzar un nuevo proyecto musical. Tras eso, empezaron a buscar una voz. Querían encontrar a alguien que supiera manejar su propio instrumento y ahí, llegó Alicia, que es actriz profesional y, no dudó un segundo en unirse al proyecto.

Su idea, era comenzar a rodar con un repertorio de temas mientras buscaban a una bajista, ya que querían que el cuarto componente fuera una mujer. Algo, que les resultó difícil, porque de por sí, hay muy pocos bajitas, y mujeres, menos.

Cuando ya se habían dado por vencidos, Raquel llegó al grupo como caída del cielo. Jimmy, cuenta entre risas, que abordó a la chica cuando salía de un local de ensayo con un bajo, y, que directamente le preguntó, a lo que esta le respondió, que solo llevaba unas cuantas clases, y así, se unió la cuarta componente de la banda.

Aunque nunca habían trabajado los cuatro juntos, sienten que se han acoplado perfectamente y que conforman un grupo de verdad. Cada uno tiene su sitio y se complementan de maravilla. Jimmy es el que compone, ya que comenzaron con melodías antiguas a las que fueron añadiendo las letras. Aun así, Jimmy reconoce que lo bonito de eso es que cuando él idea un tema, juntos, acaban formando algo totalmente distinto, ya que, todos los componentes, le dan su toque personalizado. Y, aunque la aparición de Raquel supuso una vuelta a empezar, reconocen que mejoró la esencia de la banda.

Desde febrero del año pasado, este grupo está dando guerra. Y de hecho, ya tenían confirmados algunos bolos antes de que se decretase el estado de alarma que les confinó en sus casas más de dos meses. Para ellos, fue una faena porque consideran que ese era el momento justo donde iban a despegar, ya que, poco a poco, iban cumpliendo los objetivos que se habían marcado. Uno de estos objetivos, era grabar al menos 5 temas en estudio, y también, tenían concretados algunos lugares donde poder tocar. La agenda que poco a poco iban conformando fue trastocada por la aparición de la pandemia.

Todos compaginan su vida laboral con la personal y por supuesto, con el grupo.

Jimmy se dedica a la hostelería, Juan es trabajador de correos, Alicia es actriz profesional y Raquel trabaja en una empresa. Así que, normalmente, los días de ensayo se cuadraban para los martes o miércoles por la noche cuando todos podían sacar tiempo para la banda. Este grupo tan diverso, demuestra que, cuando algo te apasiona y disfrutas de ello, siempre se puede sacar tiempo de donde sea.

En el mundo de la cultura han surgido numerosas iniciativas durante la cuarentena. La sociedad se ha refugiado en la lectura, en el cine y por supuesto, en la música. Aquí, es donde entran los protagonistas de esta historia, y es que, gracias a la cantante del grupo, surgió la idea de sacar la creatividad a flote y comenzar a grabar desde sus casas. Viendo que, numerosos grupos de música comenzaron a crear desde sus hogares, ellos, decidieron poner su granito de arena y unirse al movimiento con lo que mejor se les da, creando Donde estés tú, su primer cuarentema. Se fijaron en los videoclips de los grupos que hacían estos proyectos, que, usualmente, eran como en una videollamada y, cada uno, tocando desde su casa. Ellos, quisieron hacer algo distinto y, aunque se les presentaron algunos problemas con la edición y tenían muy pocos recursos, consiguieron sacarlo a flote con un programa de edición de audio que Jimmy conocía de la universidad, de cuando hacía teatro universitario, sus móviles y un micrófono que tenía Alicia, la cantante.

Imagen cedida por el grupo. LENI BAND.

Leni Band creando canciones por videollamada durante la cuarentena. Foto LENI BAND.

El videoclip lo montaron gracias a un banco de imágenes de internet tratando de transmitir que lo último que se pierde es la esperanza y que, “aunque el problema esté ahí fuera, la esperanza somos nosotros”.

Gracias al videoclip, agudizaron el ingenio y sacaron cosas muy positivas de una situación bastante deprimente. Además, se animaron a realizar un segundo videoclip para Horizonte que grabaron en eléctrico y, que les supuso un gran reto. Su idea era poder grabarlo en estudio cuando se llegara a la fase correspondiente.

El mundo entero se ha parado por el Coronavirus pero, aunque en un primer momento, fue un bache en el camino, ellos han utilizado la situación para aprender, y adaptarse a la realidad. Tanto, que han pensado en  hacer conciertos sin público y en streaming ya que, imaginan, que será muy complicado que se normalice la situación para poder dar conciertos como se han conocido siempre.

Es un grupo que transmite mucha ilusión con lo que hace y, reconocen, que el proyecto les ha servido como una tabla de salvación para que su vida no gire solo entorno a lo laboral y a lo familiar, sino que, también, sea una satisfacción individual que les ayuda a estar vivos.

No se plantean vivir de ello, aunque por supuesto, si se diera el caso, les gustaría, disfrutan del grupo como hobby, de mostrar lo que hacen al público y sentirse orgullosos de que aunque son principiantes creen que pueden hacer cosas diferentes y tener recorrido.

Como amantes de la música, tienen sus referentes, en su caso es Placebo y de hecho, su nombre, Leni, viene de una canción del grupo.

La vuelta a la normalidad supone un reto para ellos ya que es todo muy incierto. Jimmy reconoce que es algo que le ronda mucho la cabeza y de hecho, explica que los locales donde ellos suelen tocar, Tokatu (Bellavista), ya han aplicado unas normas y unas medidas de seguridad. Algunas de estas nuevas normas son, que no se puede usar la sala común, tienen que tocar muchos menos grupos, estos deben traer sus propios micrófonos, las bebidas se tendrán que servir fuera, entre los ensayos de los grupos van a tener que desinfectar todo, además, de por supuesto, las mascarillas y la distancia de seguridad. Han tenido que adaptarse y la música tendrá que hacerlo igual.

“Hay conciertos y giras que ya se están planteando para el próximo año, e incluso a finales de este” explica Jimmy, que ya tenía planeado ir a un concierto, y cuenta, que lo han pospuesto para noviembre. Aun así, asegura, que no sabe si en noviembre habrá condiciones para que se pueda celebrar y, que como en todos los ámbitos, reina la incertidumbre.

Asegura que van a tener que adaptarse y, que hasta que no se encuentre una vacuna, la cultura en general tendrá que vivir la realidad de la situación actual.

Creando ‘cuarentemas’ en el confinamiento. Imagen: LENI BAND.

Desde Leni Band hacen un llamamiento a la valoración de la cultura explicando su importancia y, reviviendo lo fundamental que ha sido para toda la sociedad durante estos meses de confinamiento. “No se le da el valor que realmente se merece, nos ha salvado y todo el mundo se ha refugiado en sus libros, Netflix o HBO. Merece mucho más de lo que se le da”

También, reivindican la necesidad que tiene la gente de crear, y mostrar su talento, explican, que hay un movimiento de artistas y grupos emergentes que, además, se ha se ha podido ver en este confinamiento en todas las redes sociales.

“La cultura no tiene una utilidad física pero es fundamental para el alma de cada uno y, para crearnos como personas. La cultura es algo que nos hace sentir vivos. Es muy profunda y tiene unas dimensiones enormes. Solo vemos a los actores o cantantes famosos, pero hay mucho más, y hay gente abajo que se lo está currando un montón. Pero todo tiene y lleva mucho trabajo.”