Una victoria que vale un billete para el Mundial (1-0)

España venció a Suecia 1-0 gracias a un solitario tanto de Álvaro Morata
0
82
España se clasifica para el Mundial de Qatar 2022. | Foto: SeFutbol

España certificó su billete hacia Qatar 2022 gracias un partido con un guion muy esperado y con un solitario gol de Morata en el 86′. Aunque los locales solo necesitaban el empate para clasificarse, los tres puntos vuelven a reforzar la idea de Luis Enrique para este grupo.

La Cartuja se llenó para ver a España enfrentarse a Suecia por una plaza en el Mundial de Qatar 2022. La afición comenzó a hacerse de notar desde el momento en el que los jugadores españoles salieron a calentar. Cuando el estadio se llenó y la megafonía comenzó a anunciar a todos los jugadores españoles, el público enloqueció. 51.844 almas rugieron en apoyo de los jugadores españoles.

El público no defraudó en La Cartuja. | Foto: SeFutbol

La primera sorpresa fue la inclusión de Raúl de Tomás ‘RDT’ en la alineación de España en un puesto de punta en el que Álvaro Morata se postulaba de titular. Otra de las novedades fue la entrada de Carlos Soler en el once, ya que parecía que Koke iba a ser titular. El jugador colchonero ha sido uno de los imprescindibles de Luis Enrique desde que este llegara a la Selección.

En Suecia la principal novedad es la ausencia de Zlatan Ibrahimovic en el once inicial. La gran estrella sueca se encuentra fuera del equipo titular por decisión técnica. El ex del FC Barcelona, entre otros, ha sido criticado tras el partido en el que Suecia cayó derrotada en casa de Georgia y perdió el liderato del grupo con la victoria posterior de España.

España puso la pelota en juego y comenzaron 90 minutos decisivos para el futuro inmediato de ambas selecciones. El encuentro comenzó cómo se esperaba, es decir, los locales controlaron la posesión y Suecia se limitó a esperar un fallo de los pupilos de Luis Enrique. Dani Olmo comenzó especialmente inspirado, tirado a la banda izquierda, el peligro español pasaba por sus pies.

La primera gran jugada de peligro llegó en el minuto 8, cuando Pablo Sarabia intentó ajustar un balón con su pierna izquierda al palo largo de la meta defendida por Olsen. España salió muy comprometida en busca del gol. RDT también colaboró en la creación de juego, bajando a recibir cuando sus compañeros lo necesitaban.

Pasado ese pequeño arreón inicial, los suecos adelantaron su línea de presión, algo que incomodó en varias ocasiones a los chicos de Luis Enrique. España seguía intentándolo por las bandas, pero sus centros eran frustrados por la defensa sueca. En el 15′ llegó el primer susto para la Selección española, tras una gran galopada de Forsberg que acabó mandando el balón fuera de la portería defendida por Unai Simón.

Pasado el primer cuarto de hora de partido, parecía que Suecia intentaba domar el cuero. Si había algún jugador que estaba destacando, ese era Gavi. El joven jugador del Barça fue una máquina de robar balones a los suecos y estaba generando bastante juego con sus pases. Mientras, en la grada, la gente “hacía la ola”, conscientes de que España controlaba el balón y el resultado servía para entrar como primeros.

Gavi fue uno de los mejores del conjunto español. | Foto: SeFutbol

Suecia no paró de intentar una jugada que le funcionó bastante en su último partido con España. Pase largo para que Alexander Isak intentara superar en velocidad a los centrales españoles. Estos últimos estaban sujetando bien al jugador de la Real Sociedad. Pau Torres era uno de los que más dificultades estaba teniendo a la hora de defender al ex del Borussia Dortmund.

Suecia tuvo el 0-1 en el 38′ cuando Emil Forsberg estuvo a punto de dirigir a puerta un gran centro. El balón acabó rozando la portería defendida por el portero del Athletic Club. España estaba perdiendo, poco a poco, el control del esférico y eso afectaba negativamente a los de Luis Enrique.

Llegó el 45′ y el colegiado alemán Felix Brych señaló el túnel de vestuarios. A pesar de que la Selección española empezó bien, el efecto inicial acabó diluyéndose y Suecia comenzó a tener mayor control del esférico. Las dos ocasiones más claras estuvieron en las botas de Emil Forsberg.

La segunda parte comenzó con un guion similar al del final del primer tiempo. Isak tuvo un remate claro tras un fallo clamoroso de la defensa local, pero el sueco no atinó y el balón se marchó por encima de la meta. RDT replicó la ocasión de Suecia con un remate tras un centro que casi cogió portería.

El partido estaba cogiendo un ritmo que no le convenía a los de Luis Enrique. En una de las llegadas de los visitantes, Augustinsson realizó un tiro que se fue cerca de la portería española. En el 58′, Luis Enrique realizó un doble cambio en el ataque, Rodrigo Moreno y Morata sustituyeron a Sarabia y RDT. El punta del Espanyol no tuvo ese olfato goleador que tanto le caracteriza cuando se enfunda la camiseta de los pericos.

Tan solo tres minutos después de entrar, Álvaro Morata ya tuvo la primera ocasión en sus botas, aunque el tiro acabó yéndose desviado de la meta de Olsen. El seleccionador sueco, Janne Andersson decidió quitar del campo a Forsberg, uno de los máximos castigadores de la defensa española. Una decisión un tanto sorprendente debido a que el resultado no era favorable a los intereses del país nórdico.

En el 72′, Ibrahimovic sustituyó a Isak, un jugador que no había tenido su día. A la vez que se producía el cambio en Suecia, Mikel Merino entraba al campo en sustitución de Carlos Soler. El jugador valencianista estuvo bastante participativo durante la segunda parte.

A diez minutos de que finalizara el encuentro, España parecía tenerlo totalmente controlado. Los de Luis Enrique tenían el balón y Suecia no había inquietado los dominios de Unai Simón en bastantes minutos. En el 83′, Morata tuvo la más clara de toda la segunda parte para España. El tiro del delantero de la Juventus acabó siendo bloqueado por el meta sueco.

Morata dio un toque de aire fresco al ataque de España. | Foto: SeFutbol

En el 86′ llegaría el gol de España. Un tiro soberbio de Dani Olmo acabó siendo rechazado de forma errónea por Olsen y Morata solo tuvo que empujar el balón. El tanto prácticamente decidía la clasificación de España.

Dos minutos después del gol, Dani Olmo y Gavi se retiraban dando entrada a Brais Méndez y Rodri. El jugador sevillano se llevó una ovación estruendosa. La brillante actuación de Gavi no pasó desapercibida a ojos de los aficionados españoles.

Felix Brych añadió 4 minutos a los 90 reglamentarios. Suecia no creó ninguna ocasión en el tiempo de añadido y el electrónico acabó reflejando el 1-0 previo al tiempo de descuento. Álvaro Morata dio, gracias a su gol, los tres puntos a la Selección española.

España conseguía sellar su clasificación para Qatar 2022. A pesar de que solo necesitaba el empate, los de Luis Enrique consiguieron los tres puntos. ‘La Roja’ se cobró la venganza de lo que pasó en Suecia, cuando cayeron derrotados por 2-1.