De sueño a pesadilla

0
525

El espectacular ambiente que se respiraba al comienzo de este encuentro de Champions League fue lo único que mantuvo el nivel durante todo el encuentro. El Sevilla FC tenía la posibilidad de colocarse a un punto del RB Salzburgo, después de que los austriacos pincharan ante el VFL Wolfsburgo. Sin embargo, los andaluces demostraron como no se puede perder la concentración ni un segundo en una competición tan exigente como la Champions League. Tras esta derrota, el Sevilla FC se coloca colista de su grupo con 3 puntos.

Fuente: ABC de Sevilla

Fuente: ABC de Sevilla

Primera parte casi perfecta del Sevilla FC

El equipo francés inició el partido con un juego algo dubitativo, debido al ambiente que se respiraba en la grada del Sánchez-Pizjuán. El juego del Sevilla FC comenzó siendo preciso en el pase, con los extremos mostrando gran descaro en el uno contra uno. Oliver Torres era el encargado de llevar la batuta sevillista, realizando pases en largo en sentido vertical, otorgándole una marcha más al juego del Sevilla FC. La primera ocasión cayó del lado local, donde cumplido el minuto 5 de partido, Lucas Ocampos, con una internada provocaría un córner que más tarde, él mismo remataría desviado.

Los pases de Oliver y la presión alta del combinado de Lopetegui continuaban ocasionando estragos en el juego del LOSC Lillle. El conjunto francés conseguiría su primera llegada a la meta defendida por Bono rozando los diez minutos de partido, aunque no llegaron a inquietar al portero marroquí. Rafa Mir sería el protagonista de la siguiente ocasión sevillista tras una falta botada por Oliver Torres. Al cuarto de hora el conjunto visitante empezaba a aparecer más mediante Renato Sanches, Ikoné y Bamba que empezarían a realizar internadas, pero un buen  Fernando hasta el momento, se mostraba imperial al corte, desbaratando toda jugada contraofensiva del Lille.

El gol sevillista llegaría a través de Lucas Ocampos una vez cumplido el minuto 14 de partido. Delaney engañó con el cuerpo a Renato Sanches para dar un pase al hueco a Suso que, con la defensa francesa desarmada, dejaba el gol en bandeja a Rafa Mir con un pase atrás. El cartaginés falló ante Grbic, pero Lucas Ocampos recogería el rechace para abrir el marcador. El tanto sevillista despertó al equipo visitante, que se empezó a mostrar más agresivo al corte e incluso casi llegó a conseguir provocar un penalti de Delaney, que finalmente no fue.

El Sevilla FC buscaba el segundo con ansia. Las prisas no son buenas y el equipo de Julen empezó a impacientarse. Fruto de ello, se empezaron a ver fallos clamorosos en la salida del balón desde la parcela defensiva sevillista, que ocasionarían veloces contraataque dirigidos por Bamba. El Sevilla FC comenzó a echar en falta un rematador en el área, y es que Rafa Mir no lograría encontrar su sitio en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Finalmente, cuando todo parecía que el Julen y los suyos se irían ganando al descanso, Istvan Kovacs decretó penalti al minuto 42 de partido. Jonathan David anotaría la pena máxima tras un buen disparo al lado derecho imparable para Bono. El Sevilla FC encajaba así el cuarto penalti en contra en esta edición de la Champions, justo antes del descanso.

Desquicio en Nervión

El LOSC Lille salió con más moral al segundo tiempo. Y sin apenas llegar al minuto 50, Ikoné cazaría un rechace para anotar el segundo gol galo en el partido. La cara de circunstancia de los jugadores sevillista lo decía todo. Julen realizó tres cambios del tirón, refrescando ambos frentes, el ataque, con Lamela y En-Nesyri. Y el mediocampo, ya que, Delaney dejó su lugar a Joan Jordán, al contar el danés con amarilla. El conjunto dirigido por Gourvennec, conscientes del motín conseguido, empezaron a perder tiempo, e intentar así, que se jugase lo menos posible.

Además, se acumulaban las malas noticias para Julen Lopetegui, y es que, Jesús Navas se marcharía lesionado del encuentro con gestos de dolor en los isquiotibiales. El pánico se hacía evidente, y llegado al minuto 65, Lopetegui daría entrada a Munir para agotar los cambios. El equipo francés también movió el banquillo, metiendo a jugadores veloces y reforzando el mediocampo. El Sevilla FC lo intentaba por banda y por el centro pero sin conseguir premio alguno.

El tiempo pasaba, y el arbitraje del colegiado romano impacientaba aún más a un Sevilla FC sin ideas en ataque. Pese a ello, se añadirían 8 minutos al partido por las continuas interrupciones en el juego. Así se llegó al final de partido, con un marcado de 1-2, y 3 puntos que viajan a Francia.

Ficha técnica

Sevilla FC: Bono, Jesús Navas (Gonzalo Montiel), Jules Koundé, Diego Carlos, Marcos Acuña, Delaney (Erik Lamela), Fernando, Óliver Torres (Munir), Suso (Joan Jordán), Rafa Mir (Youssef En-nesyri), Lucas Ocampos.

LOSC Lille: Grbic, Zeki Celik, Tiago Djaló, Fonde, Reinildo, Renato Sanches (Amadou Mvom Onana), André, Ikoné, Weah (Yazici), David (Xeka), Bamba.

Goles: Ocampos (15′), Jonathan David (p. 43′), Ikoné (51′)

Tarjetas: Delaney (42′), En-Nesyri (60′), Lopetegui (61′), Bamba (67′), Ocampos (88′), Djalo (95′), Montiel (96´).

Árbitro: Istvan Kovács