#LaRopaNoTieneGénero, la reivindicación que empezó por una falda

El 4 de noviembre miles de adolescentes decidieron apoyar a Mikel, un joven bilbaíno que fue juzgado y llevado al psicólogo en su centro educativo por llevar falda
0
82

Este es Mikel, un joven bilbaíno que hace unas semanas revolucionó las redes. Parece que una acción tan básica como llevar falda a clase no tiene la misma repercusión si quien lo hace es un chico. Estamos en el siglo XXI y actitudes como estas por partes de los centros docentes significa un retroceso en el tiempo. Pero ahora todo ha cambiado y los jóvenes disponen de plataformas donde poder llegar a millones de personas en segundos. Así es como Mikel a través de la plataforma de TikTok a convertido su experiencia en un acto reivindicativo.

Él mismo afirma que no empezó la acción con ninguna intención si no simplemente le apetecía. “Porque me apetecía, sin más”. Al principio llevaba unos pantalones negros, debajo de la falda, lo cual hizo que de primeras no llamará la atención. Pero cuando el joven decidió quitárselos y quedarse únicamente en falda y sudadera, el mismo pudo intuir por las miradas que no iba a ser bien aceptado.  “Yo sabía que me iban a mirar mal, pero siempre me ha dado igual las opiniones de los demás”.

Su mañana continuó entre miradas y algunos comentarios, hasta que en tercera hora decidieron interrumpir su clase de matemáticas para llevarlo a que hablará con la psicóloga. “Allí me preguntaron todo el rato si me sentía mujer. Les he dicho que no me pongo ningún género, pero si me tengo que poner, soy tio”, ha contado en su cuenta de TikTok.

Su historia se hizo viral en segundos a través de las plataformas  digitales. Y es ahí cuando entro ese poder de las redes que los jóvenes de hoy en día poseen. Fue cuestión de horas lo que tardo su historia en llegar a millones de adolescentes. Lo cual hizo que su acto de llevar falda a clase se convirtiera en una campaña en forma de reivindicación sobre que no hay que juzgar a nadie por lo que lleva puesto, por su apariencia o por su condición sexual.

Las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo para el joven bilbaíno, incluso personajes influyentes de la plataformas y estudiantes de otras ciudades impulsaron su iniciativa de acudir a clase en falda. Fueron muchos los alumnos e incluso profesores los que decidieron acudir a los centros docentes así vestidos, al día siguiente.

 

 

 

Es de esta forma como el acto de Mikel no se solo se ha quedado en una historia pasada. Estamos en la era digital y los adolescentes, también llamados generación Z tienen mucho poder en las redes. El 4 de este mes se propuso apoyar a este pequeño joven y que a quien le apeteciera sin pensar en el género, acudiera a clase en falda. Ver las redes y los colegios llenos de chicos con falda no es una simple acción, sino una forma de dar voz a eso chichos que se sientan humillados por su ropa, forma de ser,  gustos o simplemente por ser ellos mismo.

Con el #LaRopaNoTieneGenero, han intentado apoyar esta acción que ha hecho reflexionar a muchas personas. Hay veces que se necesita ese apoyo y esa comprensión de la diversidad, para darnos cuentas de que todos somos distintos y que ante todo tenemos que tener respeto.

¨No se trata de llevar falda hoy y ya esta, se trata de que cuando te apetezca no tengas miedo de vestir como te apetezca¨