El Granada asalta el Camp Nou

Molina y Machís profanaron el templo de Messi, dejando al Barça sin liderato y llevando a los andaluces a estar poleando por puestos europeos
0
1152
Jorge Molina celebra el 1-2 que dió al Granada CF la primera victoria en el Camp Nou en su historia. Imagen obtenida de www.GranadaCF.es

El Granada asalta el Camp Nou por primera vez en su historia y revienta el final de liga para el Barça. El equipo de Koeman era líder con el uno cero, pero Machís primero, y Molina después, voltearon el marcador y hundieron a los culés. La victoria deja a los nazaríes a cuatro puntos de puestos europeos, reenganchándolos en la pelea.

El FC Barcelona llegaba al duelo aplazado por la final de Copa del Rey en mejor estado de forma y con la oportunidad de asaltar el liderato en Liga tras una temporada muy irregular. Por su parte, el Granada CF llegaba al Camp Nou con la necesidad de puntuar para seguir vivo en la lucha por Europa, tras caer contra el Sevilla y ser eliminado por el United en Europa League.

El partido empezó de claro color azulgrana, con un Granada replegado y concentrado atrás y con un Barça dispuesto a hacer daño a su rival concentrando la posesión de la pelota. A pesar del apabullante domino local y de contar con Messi, el Barcelona se topó con Aarón el primer tiro a puerta del partido. Griezmann encontró un balón en la frontal y su disparo raso fue atajado en dos tiempos por el portero valenciano.

A la siguiente combinación que los dos jugadores más habilidosos del Barça se encontraron, los catalanes no iban a perdonar. Messi buscó a Griezmann, y el francés, con un pase de primeras de muchos quilates, dejó al argentino solo ante Aarón. Messi soltó un zurdazo cruzado ante el que el portero nazarí no tuvo nada que hacer (1-0).  Los culés, capitaneados por Messi, pusieron rumbo a por el liderato.

El Granada, lejos de amedrentarse por el golpe, y como tiene acostumbrado al mundo del fútbol, siguió con su férreo plan de partido. Soldado y Suárez, dos islas arriba, intentaban pillar en fulgurantes contragolpes al equipo de Koeman. Sin embargo, ninguno de los atacantes nazaríes estuvo acertado en los últimos metros del campo.

En una de las desconexiones del centro del campo granadinista, Messi encontraría el pasillo para quedarse solo ante Aarón. El meta valenciano, tapando el hueco y sacando un pie magnífico al remate del jugador argentino, salvaba las esperanzas de su equipo.

El aguante del Granada y la mala predisposición de los catalanes a la hora de acabar jugada, hicieron que el encuentro se fuera con un corto resultado al descanso.

Con la salida de vestuarios, el Granada creyó más en sus posibilidades. Sin moverse ni un ápice de su idea, y con la frescura que aportó la salida de Eteki del césped, los de Diego Martínez se hicieron más incisivos.

Suárez agarró un balón en tres cuartos de campo. El colombiano puso un balón al espacio buscado por Machís. Mingueza, en un intento a la desesperada de despeje, impactó con el esférico e hizo que este callera en manos del futbolista vinotinto. Machís, solo y haciendo gala de su sangre fría y velocidad en el área, fusilaba por bajo a Ter Stegen (1-1). Creando un escaso peligro y haciendo gala de efectividad, el Granada ajusticiaba los errores culés.

Con el empate, el Barça se lanzó al ataque a por la victoria. El punto obtenido por los culés hasta ese momento no les permitía acceder al liderato, perdido en favor del Atlético de Madrid. Lo que los barcelonistas no esperaban era que, el Granada, agazapado y preparado para morder, esperaba su momento.

Suárez volvió a conducir el balón cerca del área culé y se lo sirvió a Adrián Marín. El lateral murciano controló y divisó a Jorge Molina en el área. El delantero de Alcoy, como una isla entre dos continentes (Piqué y Umtití) pidió el balón. El lateral nazarí sirvió un balón tenso y preciso y, el delantero más veterano de La Liga, haciendo gala de jerarquía y veteranía, impactaba con el esférico de cabeza y sin saltar. El balón se fue alejando de Ter Stegen y se acabó colando en la portería culé (1-2). El Granada, con un juego basado en la concentración, la fe y la efectividad, asestaba una estocada mortal al Barça en su propia casa, y una puñalada casi definitiva a La Liga.

Los últimos minutos del encuentro se convirtieron en un ejercicio de supervivencia para los visitantes, que veían como el cronómetro corría lentamente. Al final, y con un casi remate envenenado de Piqué, el Granada profanaba por primera vez en su historia el templo culé, y mandaba al Barça a una posición poco favorable para pelear por el campeonato. Los nazaríes, plenos de fe y euforia, mantienen el sueño de jugar en competición europea por segundo año consecutivo.

Ficha Técnica:

  • FC Barcelona: Ter Stegen, Mingueza (Dembelé 72′), Piqué, Umtití, Sergi Roberto, De Jong, Busquets (Trincao 81′), Ilaix (Pedri 73′), Jordi Alba, Messi, Griezmann.

 

  • Granada CF: Aarón, Foulquier, Victor Díaz, Germán, Nehuén Pérez, Quini, Eteki (Gonalons 61′), Herrera, Machís (Marín 76′), Soldado (Molina 61′), Luís Suárez (Vico 86′).

 

  • Goles: 1 – 0 (Messi 23′), 1 – 1 (Machís 63′), 1 – 2 (Molina 79′).