El Granada da un puñetazo sobre la mesa y encarrila la eliminatoria

Los nazaríes, con los goles de Herrera y Kenedy, dejan contra las cuerdas al Nápoles y a su entrenador
0
230
Herrera (autor del primer tanto) y Kenedy (autor del segundo) celebrando uno de los goles en la victoria por 2-0 sobre el equipo italiano. Imagen obtenida de www.GranadaCF.es

El Granada CF da un puñetazo sobre la mesa y encarrila la eliminatoria frente al Nápoles, tras ganar 2 – 0 en el Nuevo Los Cármenes con goles de Herrera y Kenedy.

Los nazaríes llegaban al partido de dieciseisavos de final de la UEFA Europa League con muchas dudas sobre su rendimiento, tras encarrilar cuatro partidos consecutivos sin ganar en todas las competiciones. A esta mala dinámica en la que está inmersa el equipo de Diego Martínez había que sumar su segundo puesto en la fase de grupos de la Europa League. El empate allá por diciembre contra el PAOK, y el posterior sorteo, emparejó al equipo granadino con uno de los mejores del continente, el Nápoles.

Por su parte, el equipo dirigido por el cuestionado Gennaro Gattuso llegaba al duelo europeo en el coliseo de El Zaidín cosechando una mala racha de resultados, rompiendo la mala dinámica sólo habiendo ganado a la Juventus. La escuadra partenopea necesitaba conseguir un buen resultado en Granada para no despedirse de una de las últimas aspiraciones que le quedan esta temporada.

El Granada empezó más metido en el partido que el cuadro napolitano, que no era capaz de encontrar su ritmo de juego óptimo. Mientras el Nápoles esperaba que su máxima estrella, Lorenzo Insigne, apareciese, los nazaríes se dedicaron a ejercer una presión intensa e inteligente sobre la salida de balón del equipo italiano, para recuperar rápido el balón y lanzar ataques fulgurantes ante los que su rival no se pudiera defender.

Cuando el grueso del mundo futbolístico esperaba un dominio apabullante por parte de los de Gattuso, el Granada gozó de la primera ocasión clara del partido. Una cabalgada de Foulquier por banda, tras varias combinaciones de los jugadores nazaríes en tres cuartos de campo, permitió al lateral francés internarse en el área napolitana. El jugador nazarí definió ante la salida del Meret, pero el meta italiano, rápido, desbarató en dos tiempos el disparo.

A la siguiente jugada en la que el Granada se acercó con peligro al área visitante, iba a llegar el primer gol del partido. Un saque de banda encontró los pies de Kenedy. El brasileño, tras aguantar el balón unos segundos, vigilado por uno de los laterales visitantes, se zafó de la marca y puso un centro con rosca sobre el área. Yangel Herrera, como si de un tanque se tratase, barriendo todo a su paso, se elevó y cabeceó el envío de su compañero. Ante la cercanía y la potencia del remate, Meret sólo pudo observar como el balón perforaba las mallas (1 – 0). El Granada, haciendo un fútbol excelso, mostraba su carta de presentación al viejo continente.

A los pocos minutos, y sin que el Nápoles pudiese recuperarse del golpe, los nazaríes asestarían otro mazazo a los italianos. Una recuperación cerca del área nazarí acabó convirtiéndose en un contragolpe de libro comandado por Gonalons. El galo sirvió el balón a Machís, que con su velocidad y con campo para correr, pilló descolocada a la defensa partenopea. Finalmente, el venezolano sirvió el balón en bandeja a Kenedy, quién de primeras y con un potente disparo cruzado, asestaba la segunda puñalada letal a los de Gattuso (2 – 0). El Granada, desplegando un juego eléctrico e inteligente, estaba pasando por encima de uno de los equipos grandes de Italia.

La primera parte fue única y exclusivamente de dominio nazarí, y el Nápoles apenas inquietaba la portería defendida por Rui Silva. La única jugada en la que el portero luso temió por su imbatibilidad en todo el primer periodo llegó en las botas de su compatriota Mario Rui. El centrocampista luso puso un centro chut envenenado buscando el pie de su compañero Osimhen, sin embargo el esférico no encontró el pie del nigeriano ni la red de la portería.

Con el Nápoles intentando zafarse de la superioridad nazarí, los locales iban a tener otra ocasión clara para sentenciar el partido. Machís, en estado pleno de forma tras unos partidos irregulares y desatado en ataque, apuró la línea de fondo. Puso un centro raso y suave buscando la internada de Jorge Molina. El veterano delantero de Alcoy, pleno de recursos, impactó el balón de primeras con un taconazo que Maksimovic tuvo que sacar con Meret prácticamente batido. El fútbol fluía y el Granada se buscaba.

La única pega negativa de la primera mitad fue la lesión de Vallejo. El defensa maño tuvo que ser sustituido por unas molestias que los apartaron del partido sobre el minuto 25.

El pitido del descanso sonó a tregua para los napolitanos, que estaban viendo como un equipo novato e inferior, les pintaba la cara en su terreno.

Tras la reanudación, el Nápoles salió con el cuchillo entre los dientes buscando un gol que los metiera en el partido y en la eliminatoria. Sin embargo, a pesar de gozar de unos minutos de asedio y juego apabullantes, no fueron capaces de inquietar en exceso a la defensa nazarí.

Con el Nápoles volcado arriba, el Granada tuvo varias ocasiones de matar el partido a la contra. Sin embargo, Montoro, tras un falso remate de Jorge Molina, y Puertas tras una jugada conducida por Soro, no acertaron a volver a encontrar porteria.

El Nápoles atacaba con más corazón que cabeza y seguía sin inquietar en exceso a Rui Silva. Zieliński mandó un balón a las nuves y Osimhen, tras una falta botada por Insigne, se encontraba con el meta portugués.

El Granada, a base de aprender de derrotas crueles en eliminatorias pasadas, durmió el partido y consiguió que en los últimos minutos se jugara prácticamente a su antojo. Aún así, los nazaríes iban a gozar de una última ocasión para aumentar su ventaja, pero el disparo raso de Herrera se encontró con la buena manopla abajo de Meret.

Finalmente, el partido acabó muriendo en campo visitante, y con el pitido final, el Granada saboreaba la gloria de un resultado histórico. Con una ventaja de dos goles, y sin el hándicap de haber encajado en casa, los nazaríes viajarán a Nápoles con el fin de poner el último clavo en el ataúd de un Nápoles agonizante.

Ficha Técnica

  • Granada CF: Rui Silva, Foulquier, Duarte, Vallejo (Germán 23′), Neva (Víctor Díaz 78′), Gonalons (Eteki 78′), Montoro, Herrera, Kenedy (Soro 70′), Machís (Puertas 70′), Jorge Molina.

 

  • Meret, Di Lorenzo, Maksimovic, Mario Rui, Fabián Ruíz, Lobotka (Bakayoko 64′), Elmas, Politano (Zieliński 46′), Osimhen, Insigne

 

  • Goles: 1 – 0 (Yangel Herrera 19′), 2 – 0 (Kenedy 21′).