El Granada se impone al Getafe en un partido con muy poco fútbol

Los pupilos de Diego Martínez derrotaron a los de Bordalás con un penalti transformado por Montoro justo antes del descanso
0
93
Montoro celebra el tanto conseguido de penalti. Imagen obtenida de www,granadacf.es

El Granada se impuso al Getafe, en el Coliseum Alfonso Pérez, con un penalti transformado por Montoro, en un partido bronco y donde el fútbol brilló por su ausencia.

Tanto rojiblancos como azulones venían en una dinámica más que positiva. Los madrileños venían de derrotar al FC Barcelona en la anterior jornada de Liga, mientras que los rojiblancos venían de derrotar al PSV Eindhoven en su debut en la Europa League.

El partido se preveía intenso y bronco, donde se esperaba más dureza que fútbol. Efectivamente, los pronósticos se confirmaron.

Desde el primer minuto, el Getafe se lanzó a ejercer su juego duro e intenso, algo que se vio reflejado a los 5 minutos de juego cuando su delantero titular, Jaime Mata, vio una tarjeta amarilla por hacer tres faltas de forma consecutiva.

En una primera parte donde ambos equipos consiguieron anularse y donde apenas hubo ocasiones, el Granada fue el primero de los equipos en disponer de una de estas jugadas de peligro.

En una falta sobre la parte izquierda del medio campo getafense, los rojiblancos colgaron un balón largo a la espalda de la defensa local. El esférico sobrepasó a los zagueros madrileños y solo le faltó impactar con el pie de Yangel Herrera. El venezolano apareció como un rayo sobrepasando la línea defensiva del Getafe, pero no fue capaz de desviar la pelota a las redes defendidas por Soria.

Minutos después, en otra falta lateral botada desde el otro costado, Kenedy soltó un latigazo raso al palo corto de la portería local. David Soria, atento, se lanzó rápido y consiguió blocar el balón, evitando así el gol visitante.

No sólo el Granada iba a disponer de jugadas de peligro, puesto que en una de las pocas jugadas combinativas que se produjeron en la primera parte, el Getafe iba a gozar de una de las opciones más claras del partido. Varios pases entrelazados en medio campo hicieron que la pelota llegase a Marc Cucurella. El extremo catalán, en una conducción marca de la casa, se plantó delante del área nazarí y disparó a puerta. Germán Sánchez, en su intención de detener la oportunidad, desvió el tiro e hizo que este cogiese una trayectoria ascendente. Ante la imposibilidad de Rui Silva por despejar el esférico, el balón acabó estrellándose contra el travesaño de la portería visitante.

Justo antes del descanso, y cuando se preveía que el partido se iba en tablas al intermedio, una jugada en el área del Getafe iba a desequilibrar el marcador.

Un pase al hueco de uno de los centrocampistas nazaríes iba a encontrar el pie de Herrera. El venezolano, al intentar controlar el esférico, fue derribado por Djené. Aunque el central africano había tocado el balón, Gil Manzano interpretó que la entrada era demasiado dura, señalando así la pena máxima. Montoro, ante la ausencia de los tiradores habituales del Granada en el campo, ejerció la responsabilidad. Con disparo seco y raso al palo derecho de la portería defendida por Soria, puso el 0 – 1 en el marcador.

Así se llegaba al descanso de un partido más parecido a una batalla campal que a un encuentro futbolístico.

El inicio de la segunda parte no cambió al dinámica del partido.

El Granada retrocedió líneas y se echó atrás como consecuencia del desgaste provocado por jugar en Europa entre semana. Esta ventaja la intentó aprovechar el Getafe para igualar el partido.

En un centro raso desde la banda derecha de Olivera, llegó otra ocasión para los locales. El esférico encontró al Cucho Hernández libre de marcada en área. El delantero colombiano disparó con fuerza, pero su tiro salió demasiado centrado. Rui Silva, con dificultad, fue capaz de despejar el balón lejos de sus dominios.

Con el Getafe a la desesperada por conseguir el empate, y el Granada muy impreciso en los contragolpes para matar el partido, volvió a surgir una jugada que iba a hacer temblar las esperanzas nazaríes.

Una falta lateral botada por Timor se convirtió en un balón envenado y cerrado para defensa rojiblanca. Enes Unal se adelantó a todos y se elevó para impactar con la pelota a escasos centímetros de Rui Silva. El balón se estrelló contra el larguero y salió disparado hacía la frontal. Tras varios revotes, el esférico acabó en pies del Cucho, quién lo empujó a puerta. Sin embargo, la jugada quedó invalidada por un claro fuera de juego previo.

El Granada consiguió resistir hasta el final, elevando su casillero hasta los 13 puntos que, tras la victoria de la Real Sociedad, les hacen ser terceros clasificados. El Getafe, por su parte, se queda en novena posición con 10 puntos conseguidos.

Ficha Técnica:

  • Granada CF: Rui Silva, Foulquier, Germán, Vallejo, Neva, Eteki, Kenedy (Puertas 55′), Herrera, Montoro (Nehuen Pérez 74′), Luís Suárez (Machís 55′), Molina (Alberto soro 74′).
  • Getafe CF: David Soria, Damián Suárez, Djené, Cabaco, Olivera, Nyom (Ünal 64′), Maksimovic (Timor 64′), Cucurella, Cucho Hernández, Jaime Mata (Ángel 46′).

Goles. 0 – 1