Opinión: Vi(d)as

En este mundo a contrarreloj apenas nos ponemos a pensar en los demás lo suficientemente. Estamos en una era de inmediatez en la cual el mundo vive acelerado.

Y sinceramente, a día de hoy, bajo mi punto de vista, es triste. Es triste porque no se le da prioridad al momento. El instante decisivo, como recalcaba Henri Cartier Bresson, no sólo llevado al ámbito fotografico, si no más allá. El instante de poder saborear cada momento.

¿Cuántos podemos decir a día de hoy que hemos disfrutado al cien por cien de lo que vivimos?. Supongo que muchos contestarían que al cien por cien no. Es por ello que debemos de tomar constancia de aquello que verdaderamente nos importa.

¿Por qué de qué vale marcharnos de esta vida sin haberla vivido?. Quizás el rumbo perfecto sea un buen equilibrio en el que tú seas el protagonista de tu historia. Por ello, ama, vive y siente porque nada dura para siempre.

María del Carmen Domínguez Sierra