Sevilla se hizo gitana a los pies de la Salud

El Señor de la Salud de la Hermandad de los Gitanos protagonizó un Via Crucis multitudinario en la tarde del Primer Lunes de Cuaresma
0
129
El Señor de la Salud a su paso por Alcázares. Fotografía de Jaime Salvador

Eran minutos antes de las 17:00 cuando el Nazareno de la Salud era bañado por el sol de una tarde de Marzo a la Salida de su Santuario.Sonaban las voces de la Escolanía de María Auxiliadora.  Comenzaba el traslado hacia el Templo Catedralicio para presidir el Vía Crucis de las Hermandades. La hermandad fue escogida hace 11 años para este mismo acto, pero la lluvia impidió que el Señor llegara a la Catedral.

Por Ponce de León, Santa Catalina y Gerona llegó a uno de los puntos más esperados, el convento de Santa Ángela De la Cruz, que conmemoraban el aniversario de la muerte de esta Santa sevillana. Hasta tres cantos le rezaron al Señor de la Salud.

La Encarnación, El Salvador y la Plaza de San Francisco eran un constante hervidero de personas que acompañaban al Nazareno. Con 20 minutos de retraso, las andas del Señor entraron en la Catedral de Sevilla para dar comienzo un Vía Crucis cuyas intenciones eran que las Hermandades fueran escuelas de vida cristiana.

Acomulaba ya una hora de retraso cuando comenzó el traslado de vuelta al Santuario Del Valle. Estampas históricas dejó el Señor a su paso por Santa Cruz, San Nicolas o la Pila del Pato. A las 1:20 de la madrugada del martes, Nuestro Padre Jesús de la Salud hacia su entrada en su templo tras presidir uno de los Vía Crucis del Consejo más multitudinarios de la historia.