Las demandas acorralan a Travis Scott tras la tragedia del festival de Astroworld

El rapero acumula más de doce querellas de asistentes que pidieron que se detuviera el concierto
0
108
AFP

Se le acumulan los problemas a Travis Scott y los organizadores del festival del Astroworld después de la trágica avalancha que ha acabado con la vida de al menos ocho asistentes, de entre 14 y 27 años, además de decenas de heridos. Las autoridades policiales, que abrieron una investigación criminal, han confirmado a los medios locales que el rapero de 30 años se enfrenta a más de una docena de demandas de quienes reclamaban que se detuviera el concierto.

Uno de los demandantes, Manuel Souza, ha relatado a la cadena estadounidense CNN que “sufrió grabes lesiones corporales después de que una multitud descontrolada lo tirara al suelo y pisoteara”, además de manifestar que “los organizadores ​​no planificaron ni organizaron el evento de manera segura”.

Los antecedentes demuestras que los conciertos del rapero destacan por ser desordenados y conflictivos. En este sentido, en los momentos previos al comienzo de Astroworld, el jefe de policía de Houston alertó a Scott de sus “preocupaciones sobre la seguridad pública”, según ha revelado él mismo en sus redes sociales. Además, respecto al presunto consumo de drogas en el interior del evento, el responsable de seguridad de Texas ha desvelado que “un guardia de seguridad fue pinchado en el cuello con una aguja cuando estalló la estampida, mientras intentaba ayudar a un ciudadano”, tal y como ha difundido teleSUR.

Por su parte, Samuel Peña, jefe de bomberos, ha cargado contra el artista opinando que “la única persona que realmente puede pedir y obtener una pausa táctica cuando algo sale mal es el cantante”.

Travis Scott ha reaccionado asegurando reembolsar el dinero de todas las entradas, ofrecer ayuda gratuita de salud mental a los afectados y pagar todos los costes del funeral a las familias damnificadas.