José Luis Baños explica el valor del enoturismo al alumnado de EUSA

El emprendedor montillano sigue luchando por alcanzar sus metas siguiendo su filosofía de vida por el mundo y dándole su importancia al sector del enoturismo
0
132
José Luis Baños en EUSA con los estudiantes de periodismo y turismo - Alba Bernal

José Luis Baños ha visitado Eusa para enseñarle a los estudiantes de periodismo y turismo la importancia del vino y que la especialidad enoturistíca también puede ser una salida periodística.

Él es un montillano procedente de una familia humilde y trabajadora. Si hacen 10 años le contarán lo que está viviendo hoy no se lo creería, pero si, la constancia y el esfuerzo da sus frutos. Empresario de 30 años y director de la empresa Winable, en la que ofrecen vinos, entre otros servicios.

Desde adolescente ha tenido esa raíz emprendedora e innovadora para crear proyectos. Según ha contado Baños para Eusa News, cuando tenía tan solo 15 años se presentó en el Ayuntamiento de Montilla para proponer hacer el roscón de reyes más grande del mundo, idea que al principio no agradó a la institución. Aunque le dieron un voto de confianza y definitivamente consiguió el éxito, de tal manera que los dos años siguientes también iba a crear otros dos productos más grandes del mundo como fue el bocadillo de jamón y aceite y la tableta de chocolate. No obstante, todo esto lo hacía con fines lucrativos para asociaciones como, por ejemplo, la del Alzheimer.

Siempre ha sentido devoción por el enoturismo pero esta idea se afianzó más cuando salió de bachillerato y estudió un ciclo superior de enología de vinos. Especialista en vinos de Montillas y Moriles aunque también de los de Jerez de la Frontera.
Por ello, en 2012 monta su propia empresa en Montilla para dinamitar la zona y poner en valor las bodegas. Dos años más tarde conoce a una jerezana que le roba el corazón hasta tal punto que por el amor al vino y a ella se desplaza hasta Jerez de la Frontera donde comenzaría una nueva rutina y vida. Baños cuenta que no fue nada de fácil dejar a atrás a su familia y amigos ya que siempre contaba con sus apoyos.
El punto de inflexión vino en 2017 cuando se dio cuenta que no hay mayor prejuicio que poner “etiquetas” a las personas. Gracias a la Universidad de Cádiz (UCA) se inscribe en un voluntariado con personas con Síndrome de Down. Ahí entendió que todas las personas necesitan una oportunidad en el mercado laboral. Por lo tanto, a finales de 2019, nace Winable una empresa creada bajo el lema “vinos capaces de cambiar la vida de personas”.

Actualmente, tiene muchos proyectos en mente aunque para él el plan más importante fue el beneficio, que ganó con la tableta de chocolate más grande del mundo, destinado para la Asociación de Alzheimer. Gracias a eso, a día de hoy, su abuelo usa la grúa que pudieron conseguir, explica Baños muy emocionado.

 

Winable

A finales de 2019, nace Winable -su nombre proviene de dos palabras inglesas: win (vino) y able (capaz)-, una empresa que ofrece principalmente vino, entre otras cosas, y que se afinan bajo el lema “vinos capaces de cambiar la vida de personas”. Un proyecto creado desde la constancia y el esfuerzo pero siempre con “pasión” y “corazón”, asegura Baños. Pero si algo diferente tiene esta empresa es su filosofía basada en la inclusión social y laboral de las personas con Síndrome de Down y discapacidad intelectual. Por ello, su equipo está formado por cuatro personas: dos de ellas con estas características. Un punto importante es que desde este negocio aportan toda la formación posible para que sus trabajadores sean únicos en el mercado. También tienen en cuenta la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, protección del medio ambiente y el compromiso con la sociedad. Su nombre en inglés tiene una sencilla razón y es que en sus principios se dirigía a un público internacional, objetivo que tuvo que cambiar debido a la crisis sanitaria y tuvo que adaptarse al ámbito nacional.
La primera línea que ofrece la empresa es descubrir vinos atípicos con algún cantante, comparsas e incluso marchas de Semana Santa. Catas desde El Puerto pasando por la bahía de Cádiz, entre los que destacan por demanda la cata sensorial. También cata de vinos a caballos y cata- maridaje de vinos y tapas entre botas o entre viñas. Como quieras y lo que prefieras, es decir, el negocio se adapta al gusto del demandante. Se puede contar con asesoramientos enoturísticos e incluso con merchandising.
Winable ha ganado dos premios y en tres concursos se ha posicionado finalista. En mayo de 2020, la Universidad de Cádiz le concede el Premio a la Implicación Social debido a su labor realizada en organizaciones y la responsabilidad social que lleva a cabo la empresa. Cinco meses después, gana el Premio de Enoturismo al Compromiso con la Sociedad y el Medio Ambiente, otorgado por Rutas del Vino de España por su labor de impulso del enoturismo y los vinos del Marco de Jerez. Además, ha quedado finalista en la primera edición de los Premios ‘Hombre Imparable 2020’; en la décimo tercera Edición de los Premios ‘Andaluces del Futuro’ en la categoría de Acción social celebrada en febrero de 2021; sin dejar atrás que este verano pasado también quedó en los últimos puestos de la primera edición de los Premios enclave turismo en la categoría de turismo sostenible.
La empresa jerezana quiere seguir creciendo y para ello va a lanzar una nueva marca de camisetas llamadas ‘El Perro Jiménez’.

En definitiva, los cuatro trabajadores de Winable son “artesanos de emociones” ya que ofrece experiencias enoturísticas memorables marcando un antes y un después en la vida de cada persona. Como aseguró para este medio José Luis Baños, “los sueños se trabajan y se cumplen”.