El Sevilla FC suma tres puntos en un festín de goles

0
59

En medio de un aluvión de partidos, el Sevilla FC y el Levante UD se citaron en un Sánchez-Pizjuán que, por primera vez esta temporada, contaba con el 100% del aforo disponible. Ambos conjuntos, con necesidades muy distintas, se jugaban tres puntos vitales para el resto de la temporada. Finalmente, en una locura de partido lleno de idas y vueltas, los nervionenses consiguieron llevarse los tres puntos en un partido lleno de goles.

El Sevilla FC barre al Levante UD

24 de octubre de 2021. Fecha marcada en rojo en el calendario nervionense. Uno de los partidos en los que el Sevilla FC emula un cuento, una narrativa perfecta. Y todo por un detalle: volvía el 100% de aforo al Ramón Sánchez-Pizjuán. Le tocaba al Levante UD la comunión del Sevilla FC con su afición, al máximo. Y así fue, como un cuento. Comenzaron los de Julen Lopetegui con el acelerador pisado hasta el fondo, con una intensidad que no se había visto hasta ahora en esta temporada. Tal era la presión y la ambición de los locales que, en apenas siete minutos, ya se puso por delante en el electrónico mediante un auténtico golazo de Oliver Torres.

A raíz del gol, el monólogo sevillista se acrecentó. Suso comenzó a asumir galones, demostrando una cara que enamoró a la afición. Sin embargo, había otro protagonista que se quería sumar a la fiesta nervionense. Fue Rafa Mir, el autor del segundo tanto del día, en una jugada en la que expuso sus mejores cualidades: el golpeo y la facilidad que tiene para anotar. Tras el segundo, el Sevilla FC seguía apretando a un Levante UD que era incapaz de encadenar cinco pases seguidos, aunque eso en el fútbol no siempre es esencial. Y es que una llegada le bastó al capitán levantinista para acortar distancias, Morales volvía a sacar de un apuro a sus compañeros, anotando el primero del conjunto visitante.

Sin embargo, el tanto no levantó el runrún en una grada que colmaba de ilusión y emoción por ver a su equipo. Tal fue el aliento de la afición sevillista que, cinco minutos después, Diego Carlos apareció para poner el definitivo 3-1 de la primera mitad. Así se llegó al descanso, con una verdadera fiesta en el Ramón Sánchez-Pizjuán y con un Sevilla FC que, esta vez si, convenció con su juego y con el resultado.

Tras el final de la primera mitad, los protagonistas se fueron a los vestuarios. Los locales, con la ambición suficiente para aumentar la ventaja en el marcador; los visitantes, con la necesidad de cambiar algo. Por ello el técnico granota introdujo dos cambios, pensando en remover el partido. Y así fue, pues nada más comenzar la segunda mitad, Jorge De Frutos tuvo la primera ocasión para el Levante UD, pero el encargado de abrir la lata en los segundos cuarenta y cinco minutos llevaba la camiseta local, y es que, Munir, con ganas de aprovechar la maravillosa oportunidad que le había ofrecido hoy el técnico sevillista, la mandó al fondo de la red y puso el 4-1.

El monólogo sevillista volvía a asomar tras el gol del marroquí, pero cuando mejor estaban los de Lopetegui, un fallo de Dmitrovic en la salida les costaría el 4-2, de nuevo Morales. A pesar de ello, los locales siguieron apretando y amenazando constantemente el área rival. De nuevo fue Suso quien tejió las jugadas peligrosas por parte del conjunto andaluz. El Sevilla, a pesar de estar cuajando uno de sus mejores partidos de la temporada, estaba dejando al conjunto granota con vida y eso era un factor demasiado peligroso.

Tal fue así que, tras una gran jugada combinativa, Gonzalo Melero puso el 4-3 en el marcador. El nerviosismo comenzaba a palparse en el Ramón Sánchez-Pizjuán, pero ahí fue donde apareció el de siempre, Fernando Reges. Dos minutos más tarde del tanto visitante, el brasileño pisó área para volver a aumentar la ventaja sevillista en el encuentro. El Sevilla comenzó a tener más posesión, y se dispuso a calmar un partido que había sido revoltoso desde el inicio. A pesar de la calma y el control sevillista, el colegiado iba a ser protagonista en el encuentro. Pizarro Gómez señaló penalti tras una entrada de Fernando, pero desde el VAR corrigieron su error cuando ya Melero estaba colocando el esférico a once metros de Dmitrovic.

El Levante lo intentó hasta el final, pero la superioridad del Sevilla FC era más que notoria. Incluso los locales estuvieron más cerca de poner el sexto que de recibir el cuarto. Con el partido roto y atacando a los espacios, Erik Lamela logró dejar una buena imagen en los últimos minutos. Finalmente, Pizarro Gómez señaló el final de un encuentro loco, impropio del Sevilla FC de Julen Lopetegui, pero que sirvió para hacer disfrutar a su afición y llevarse tres puntos más que merecidos.

Análisis

Julen Lopetegui preparó el partido introduciendo varios cambios que no dejaron indiferente a nadie. Sin embargo, la apuesta le salió bien, ya que tanto Oliver Torres, como Munir y Augustinsson cumplieron con creces en un encuentro que sirvió para lavar la imagen sevillista. De hecho, el Sevilla FC firmó uno de sus mejores partidos en la temporada 2021/22, pese a los tres goles en contra.

Ahora, poco descanso para los de Julen Lopetegui, quienes ya piensan en la visita a un recién ascendido, el RCD Mallorca, que poco tiene de novato en la categoría

Fuente: ABC Sevilla

Fuente: ABC Sevilla

.