Días de barra: Sobretablas

Experiencia gourmet en el barrio El Porvenir
0
229
Puerta del sobretablas. Foto:Tripadvisor

En 2018 dos cocineros instruidos en el Celler Can Roca abrieron el Sobretablas en El Porvenir. Camila Ferraro y Robert Tetas diseñaron una carta en la que se versionan platos típicos de nuestra gastronomía, dándoles un enfoque de alta cocina.

El local es una casa antigua acondicionada y decorada al detalle. Además cuenta con una zona de terraza a disposición del cliente, las mesas tienen una separación suficiente entre unas y otras. En conclusión, la experiencia del Sobretablas comienza cuando entras al local.

Uno tiene que saber a lo que viene, este restaurante quizás no es el indicado para salir atiborrados de comida, está pensado como una experiencia culinaria en la que el cliente come tranquilo y va analizando cada una de las creaciones que han preparado. Encontramos variadas tapas a elegir con un precio que ronda los 5 euros cada una, quizás estas se salgan un poco del concepto que tenemos en el sur como tapa, la cantidad que viene en cada plato puede parecer escasa para ciertos comensales, pero también puede ser una gran opción para probar más opciones de recetas.

Los integrantes de este diario elegimos sus conocidos langostinos con chicharrones, el montado de pringá y la terrena de codorniz con su crujiente. Tanto el plato de langostinos como la tapa de codorniz fueron una excelente experiencia de sabor, en especial la primera. El montado de pringá quizás lo percibimos como algo simple en comparación al precio, bueno de sabor pero nada extremadamente diferente.

Langostinos con chicharrones. Foto: Redacción.

Montado de pingá.Foto:Redacción

De entrante nos decantamos por el huevo a baja temperatura con calamares de campo y gambas de cristal. Fue una mezcla muy agradable en la boca, el contraste de texturas fue algo muy positivo y en general el sabor cumplió fielmente con las expectativas.

Huevos a baja temperatura. Foto: Redacción

El plato fuerte fue el cochinillo ibérico con chutney de pera y velo de leche, una opción que realmente  nos sorprendió, aún existiendo esa variedad de ingredientes el sabor del cerdo, al ser una pieza ibérica, resaltaba del resto de componentes del plato. Cuando tomas un bocado completo con todos los ingredientes se aprecia una sensación muy armónica y en la que no sobra nada.

Cochinillo. Foto:Redacción

Algo de lo más destacable de este restaurante es su gran selección de vinos. El cliente tiene la opción de elegir entre una bodega compuesta por más de 150 vinos diferentes. Como siempre, se pueden pedir las botellas completas, pero sorprende su gran variedad de ejemplares con la opción de pedirlos por copas.

En definitiva ,el Sobretablas es un lugar para venir a disfrutar e intentar no pensar mucho en el precio, hay que aplicar aquello de “un día es un día”. Para comer de manera variada el coste por cliente puede oscilar los 45/50 euros, creemos que puede llegar a ser un precio muy razonable si el comensal busca una experiencia bastante diferente en Sevilla.