Recetas EUSA: Huevos Florentina y Serradura

Dos recetas nuevas cada semana
0
270

Estrenamos sección de recetas en nuestro diario. Ahora que pasamos más tiempo en casa quizás es un buen momento para iniciarnos en los fogones. Comenzamos mostrando dos platos con los que poder sorprender, uno salado y otro dulce.

HUEVOS FLORENTINA (2 UNIDADES)

INGREDIENTES:

  • 2 huevos
  • 50 gramos de espinacas frescas o congeladas
  • 30 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de harina de trigo
  • 250 ml de leche entera
  • 50 gramos de queso rallado
  • 1/2 cebolla
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta molida al gusto

Ingredientes.Foto:Redacción

ELABORACIÓN:

En una sartén o cazuela a fuego medio ponemos la mantequilla a derretir. Cuando esté lista, servimos la cebolla muy picada y sofreímos unos minutos.

Añadimos a la sartén las espinacas bien lavadas y picadas, un poco de sal y la dejamos sofreír un par de minutos.Añadimos la harina de trigo y removemos para que se mezcle bien durante unos segundos.Vertemos la leche y removemos bien para que se disuelva la harina y no se hagan grumos. Añadimos el queso rallado y salpimentamos con un toque de nuez moscada, mientras hay que seguir removiendo para que la bechamel espese y empiece a hervir.

Cuando la bechamel esté lista la apartamos del fuego y seguimos removiendo durante dos minutos más.Echamos un cucharón de bechamel en cada cazuela individual o en la general y añadimos los huevos sobre la bechamel.

Añadimos sal y pimienta al gusto sobre los huevos, un poco de queso rallado y los introducimos en el horno precalentado previamente a 240º C. Horneamos durante 10 ó 12 minutos a esta temperatura.

Cuando los huevos estén cuajados a nuestro gusto los podemos sacar del horno.

Resultado final. Foto:Redacción

SERRADURA

A continuación os presentamos un postre muy típico en la zona fronteriza de Extremadura y Portugal. Recomendamos tomarlo lo más frío posible.

Resultado final. Foto:Redacción

INGREDIENTES:

  • 500 ml de leche condensada
  • 1 litro de nata para montar
  • 3 sobres de cuajada
  • 500 ml de leche entera
  • 2 paquetes de galletas María
  • 4 cucharadas soperas de mantequilla

Trituramos las galletas y ponemos a fundir la mantequilla. Reservamos ¼ de las galletas y al resto le añadimos la mantequilla previamente fundida. Nos tiene que quedar una mezcla suelta, pero que cuando apretemos con la cuchara no se llegue a deshacer.

En una fuente ponemos una base hecha con la masa de galletas y mantequilla, presionándola para que nos quede lisa y como de algo más de medio centímetro de alta y la guardamos en la nevera
Calentamos en un cazo la nata hasta que vaya tomando un color amarillento y entonces añadimos la leche condensada mientras removemos a fuego bajo.

En otro recipiente calentamos la leche y disolvemos la cuajada mientras removemos. Cuando tengamos la cuajada bien integrada, agregamos esta mezcla al cazo de la nata y leche condensada con la ayuda de un colador para evitar que caiga algún pequeño grumo que puede formarse.
Este paso debemos hacerlo de forma continuada, pues la cuajada no tarda mucho en actuar. Una vez todo junto removemos durante un par de minutos.
Sacamos la fuente de la nevera y vertemos el contenido del cazo sobre la base de galletas, con mucho cuidado para no deshacer la base. Podemos ayudarnos de una cuchara vuelta del revés por donde caerá de una forma más suave.

Momento para enfriar la tarta. Foto:Redacción

Dejamos la tarta enfriar y cuando temple la metemos en la nevera para que termine de cuajar, (de 3 a 5 horas).
Cuando la tarta haya cuajado y con la ayuda de un tamiz la cubrimos con las galletas trituradas reservadas.

Tarta cubierta de la galleta triturada.Foto:Redacción