Una enfermera con Covid a la que sus compañeras quieren echar del piso

Esta frase se ha repetido a lo largo de la pandemia cientos de veces. El pensamiento de que todo esta situación serviría para tener empatía era general, pero lo cierto es que parece que eso no es del todo así
0
62

Desde hace unos meses el mundo entero pasa por una situación extrema, un peligroso virus como es el Covid-19 amenaza a todo el mundo, da igual  el género, edad o profesión. Pero lo peor de todo esto no es sólo el contagio, sino lo que conlleva, desde paralizar tu trabajo o estudios hasta incluso poder cambiar tu vida y la de los que están a tu alrededor.

Esto es lo que le ha pasado a Elena Cañizares, una estudiante de enfermería que ha dado positivo en Covid-19.

Imagen obtenida de La Vanguardia, Twitter de Elena Cañizares.

Hasta aquí no habría motivo alguno para hablar de Elena, un contagio más de los miles que se han registrado. Pero su caso se conoció tras un tuit que dio lugar a un hilo en el que Elena contaba, con pruebas, como sus compañeras no entendían la situación. Le pedían que abandonara el piso que compartían aunque eso supusiera el poder contagiar a sus padres, personas de alto riesgo.

Elena se negó a desplazarse del domicilio en el que había dado positivo, en primer lugar porque es lo que indican las autoridades, y en segundo lugar porque quería evitarle un posible contagio a sus padres. Esta negativa desató la furia de sus tres compañeras que no dudaron en atacarla y acusarla de inmadura y egoísta.

Pero no quedó ahí la cosa, el que Elena publicara este hilo, con sus respectivos pantallazos y grabaciones de pantallas que demostraban las palabras de sus compañeras, hizo que en cuestión de horas todo un movimiento de apoyo y difusión a Elena inundara las redes sociales.

En un momento extremo de este ataque que se llevó a cabo en contra de sus compañeras, hay que aclarar que no era la intención de Elena, provocó que una de ellas se pusiera en contacto con ella “avisándole” de que si no retiraba inmediatamente esas publicaciones de las redes sociales  su padre, abogado, tomaría medidas legales. Esto último terminó de incendiar las redes sociales como era de esperar.

Elena, que únicamente pedía que le calentaran un tupper, se encontró con una negativa por parte de sus compañeras, a las que incluso veía como amigas, pero sin embargo se vio arropada por miles de jóvenes que le daban la razón e incluso le ofrecían sus casas para pasar esa cuarentena.

Una avalancha de tweets inundaron la red en cuestión de segundos.

Incluso personajes conocidos como Blas Cantó no dudaron en mostrar su apoyo. No todo el mundo tiene la fuerza mental para poder convivir con una persona que haya dado positivo y que el pánico no se apodere de su cabeza. Por eso quizás esta emergencia sanitaria haga recordar que en los colegios hay una asignatura pendiente: trabajar más la empatía.