Días de barra: Ostia Antica

La apuesta italiana del Hotel EME en pleno centro de Sevilla
0
214
Entrada del Ostia Antica. Foto:Tripadvisor

El restaurante italiano Ostia Antica se ubica en la subida de la calle Álvarez Quintero. El local está situado justo en el edificio del céntrico Hotel EME, por lo que sus propietarios tienen así un valor añadido añadido a su oferta. La increíble localización del restaurante le permite conseguir clientes gracias al constante tránsito de viandantes por la zona.

El Ostia Antica tiene una decoración moderna y bastante estética, su gran barra recorre el local desde la entrada hasta el final del mismo. La joya de la corona se encuentra en el fondo del comedor, donde se ubica un gran horno de piedra desde el cual se puede observar la entrada y salida de las pizzas. A la izquierda, el cliente se encontrará con un decorado patio interior que conecta directamente con el Hotel EME. Su terraza es acogedora aunque siempre ha sido pequeña y, además, a consecuencia de la crisis sanitaria el restaurante se ha visto obligado a reducir el número  mesas.

La oferta del restaurante es variada, incluso puede parecer una de esas cartas inmensas pensando en el público turista. Se pueden encontrar los más simbólicos platos italianos pero es en las pizzas donde encontramos más variedad de elección. También se sirven diferentes alternativas de cocina española, esas que no faltan en ninguno de los restaurantes céntricos. La carta de vinos se podría definir como “suficiente”, encontramos blancos, tintos y espumosos, pero opciones limitadas en cada categoría.

La redacción de este diario optó por probar un entrante y dos platos principales. Para comenzar se ordenó una ensalada césar que cumplió con su función. Como platos fuertes dos elecciones muy ligadas a la gastronomía italiana, pasta y pizza. Los dos fueron decisiones acertadas.

Pizza del Ostia Antica. Foto:Redacción

Las críticas más repetidas en los comentarios hacia el Ostia Antica pasan por la relación calidad precio. Para muchos usuarios se paga demasiado para la calidad de la comida que se sirve. Aún no pudiendo catalogar este restaurante con la etiqueta de económico, hay que ser conscientes de la localización del restaurante y que lleva el sello del mismo Hotel EME.

Pasta Ostia Antica. Foto:Redacción

El servicio fue exquisito, tanto en la recepción al local como a la hora de elegir platos, un trato que acompaña a la fama precedida por este hotel de lujo. Como conclusión, se puede definir el Ostia Antica como una alternativa para comer bien por el centro de Sevilla, aunque sin esperar una experiencia culinaria inolvidable.