El Granada vence y convence en Chipre

Los de Diego Martínez, sin el gallego en el banquillo y con varias bajas de última hora por Covid-19, derrotaron por 0-2 al Omonia de Nicosia
0
344
Luís Suárez anotando el gol de la sentencia para el Granada CF. Imagen obtenida de www.granadacf.es

El Granada CF ha derrotado por dos goles a cero al Omonia de Nicosia, escalando hasta los siete puntos que le permiten continuar liderando el Grupo E y soñando con acceder a los dieciseisavos de final de la Europa League por primera vez en la historia.

Los visitantes llegaban a Chipre con una serie de dudas en cuanto a su rendimiento por la acumulación de partido que los granadinistas llevaban en sus piernas y por los dos empates (PAOK y Levante) en los tres últimos partidos. Enfrente se encontraba el gran desconocido del grupo, el Omonia de Nicosia, quienes habían empatado contra el PAOK y habían puesto contra las cuerdas al histórico PSV Eindhoven.

Los rojiblancos, vestidos de negros sobre el tapete del GSP Satdium, salieron a por el partido y no tardaron en adelantarse en el marcador. Cuando corría el minuto cuatro de partido, Montoro colgaba un balón al área desde la banda derecha. El esférico rebotó en la mano de uno de los zagueros chipriotas y, mientras el grueso de los atacantes granadinistas pedían penalti, Yangel Herrera aprovechó para hacerse con el balón. El centrocampista venezolano se internó en el área y sacó un disparo seco y raso. Ante la multitud de piernas que se encontraba en el área, el arquero brasileño Fabiano no acertó a atajar el esférico, que se coló por el centro de su portería. El Granada, en un suspiro, encontró el partido de cara.

Los nazaríes siguieron mostrando su recital en tierras chipriotas y jugaba con una superioridad clara sobre el equipo local. Machís, en estado de gracia y desato, y Luís Suárez, desatado, ponían a prueba al portero brasileño del Omonia. Sin embargo Fabiano demostró su calidad y que el error del primer tanto fue algo puntual, y despejaba las arremetidas granadinas.

Cuando el segundo gol granadino se olía en el marcador, los chipriotas sufrieron otro duro golpe. Su atacante titular, y líder de su vanguardia ofensiva, Michal Duris, fue expulsado por doble amarilla en el minuto 41. El checo, con una amarilla desde el minuto treinta, llegó tarde a un intento de robo a uno de los centrocampistas locales y se marchó antes de tiempo del partido, dejando a su equipo con uno menos.

A la superioridad a la que se estaban viendo sometidos los locales, se les sumó una inferioridad numérica para toda la segunda parte.

Antes del pitido que marcaba el camino al túnel de vestuarios, el Granada CF gozaría de una última ocasión de Machís, despejada por una buena estirada de Fabiano.

También, justo antes del descanso, los locales iban a pedir un penalti de Neva, por un empujón, que el colegiado croata no señaló.

Con el inicio de la segunda parte, los nazaríes salieron dispuestos a sentenciar el encuentro, mientras que los chipriotas no iban a vender barata su piel.

Al rededor del minuto sesenta, el partido terminó de estallar por los aíres para los locales. Milla filtró un balón al hueco para el delantero colombiano Luís Suárez. Los centrales chipriotas no acertaron a cortar el ataque y el delantero aprovecho para conducir hasta los dominios de Fabiano. El portero brasileño intentó un entrada para despejar el balón, pero este rebotó en Suárez y acabó colándose en la portería. El delantero colombiano se estrenaba como goleador del Granada en una jugada muy poco ortodoxa, pero que valía igual.

El Omonia veía como se le escaba el partido e intentó ir a la desesperada a buscar la portería de Rui Silva. En el primer balón que el brasileño Thiago tocó, llegó la ocasión más clara para los locales. Un centro desde la banda derecha encontró la bota del jugador local que sacó un disparo raso hacia el palo izquierdo del portero luso. El guardameta portugués se estiró para evitar el gol que metiera al equipo chipriota en el partido.

Hasta el final del encuentro, el Granada hizo efectiva la capacidad de sus centrocampistas para ahogar el partido con el balón. Mientras tanto, los intentos desesperados de los chipriotas quedaban sin peligro para la portería de Silva.

Con esta victoria, el Granada asciende hasta los siete puntos que le permiten mantenerse como líder del Grupo E, a dos puntos de su inmediato perseguidor, el PAOK de Salónica que derrotó por 4-1 al PSV. Mientras tanto, el Omonia continua como colista del grupo con un sólo punto. El Granada mantiene el sueño de colarse en los dieciseisavos de final de la Europa League venciendo y convenciendo a lo largo del viejo continente.