‘Emily En París’ o la nueva serie de Netflix que tienes que ver si te encanta la moda

La nueva serie de Netflix, Emily En París, lleva en el TOP 10 desde su estreno
FOTOGRAMA DE EMILY IN PARIS. HOLA MÉXICO CAROLE BETHUEL/NETFLIX

Los apasionados del mundo de la moda ya tienen una nueva serie para ver en el catálogo de Netflix. Y sí, la historia de Emily, una publicista de Chicago que tiene que mudarse a París por trabajo durante un año y que no tiene ni idea de francés, se ha colado en el top 10 de la plataforma desde su estreno el pasado 2 de octubre.

Si entre tus series favoritas se encuentran ‘Gossip Girl’ o ‘Sexo en Nueva York’ tienes que apuntarte esta sin lugar a dudas. Se trata de una serie divertida y que permite soñar a lo grande a todo el que la ve, cosa que, en los tiempos que corren, es más que necesario.

Esta producción de Netflix está creada por Darren Star, conocido también por grandes proyectos como ‘Melrose Place’ o ‘Sex & The City’. Además, está protagonizada por una de las actrices más cotizadas de Hollywood, Lily Collins, que interpreta a Emily Cooper.

Lo que hace, sin lugar a dudas, que está serie dé que hablar, obviando los variados clichés de los cuales los medios franceses ya se han hecho eco, son los increíbles estilismos de los personajes. La encargada de crear el vestuario de esta serie no podía ser otra que Patricia Field, ella creo los looks de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York y, de Andrea Sachs, el personaje de Anne Hathaway, en El Diablo Viste De Prada. 

Solo unas semanas después de su estreno, Emily En París, sigue siendo una de las series más vistas de la plataforma. Solo en redes sociales puedes ver la cantidad de personas que hablan sobre ella. La producción, la cual consta de 10 capítulos de media hora cada uno, es muy entretenida y fácil de ver.

Lo más sorprendente de todo, es que la serie lleva en Netflix menos de dos semanas y ya se habla de la posibilidad de que haya segunda temporada.

La verdad es que, sin soltar ningún spoiler, no sería algo tan remoto ya que, el final de la primera, deja varios asuntos sin resolver.