Los Streamers: El boom de los nuevos creadores de contenido

Desde finales de la segunda década del siglo XXI, se han producido el apogeo de estos nuevos productores de entretenimiento en plataformas digitales
0
144
Elementos que representan al mundo de los videojuegos en Twitch. imagen obtenida de www.pixabay.com

Desde finales de la segunda década del siglo XXI, en plataformas digitales de consumo de contenido audiovisual se ha visto el apogeo de unos nuevos creadores y productores de contenido relacionado con el entretenimiento. Estos son los llamados “streamers”.

Esta nueva generación de profesionales de la comunicación digital se ha convertido en poco tiempo en la referencia de las nuevas generaciones de jóvenes que aspiran a convertirse en este tipo de generadores de grandes comunidades de seguidores.

Los grandes streamers, de sobra conocidos para el gran público como Ibai Llanos, IlloJuan, TheGrefg o Crsitinini entre otros, han generado comunidades de tal nivel que han convertido lo que para muchos es un hobby (jugar a videojuegos o hablar sobre deportes u otros temas) en una profesión bien remunerada para aquellos que tengan un gran número de seguidores. Se ha llegado a tal punto que alguno de estos personajes públicos han llegado a facturar la mismo y más que algunos de los futbolistas que juegan en primera división en España.

Al entrar en Twitch o YouTube, a todos se nos vienen a la cabeza alguno de estos nombres para empezar a consumir el contenido que generan, pero a veces nos olvidamos del gran grueso de usuarios que componen esta gran comunidad de creadores de contenido. Estas plataformas digitales han supuesto la oportunidad a pequeños emprendedores de crearse un canal relacionado con lo que les guste o se les de bien para posicionarse en el mundo. Algunos de los protagonistas de este reportaje comenzaron su andadura como creadores de contenido digital practicando como hobby o simplemente haciendo algo que se les daba bien.

Pamakan_12

Pablo Mariscal (@pamakan_12 en Twitter) en la entrevista concedida a este periódico

Pablo Mariscal (Gaucín, 1997) es un joven estudiante de informática. Su vocación nunca habían sido los videojuegos, más que como un pasatiempo para entretenerse o jugar con sus amigos.

Desde el pasado año, y desde que en su casa apareció la PS4, como el mismo reconoce en la entrevista, decidió lanzarse a hacer directos.

Frente a la pregunta de si le costó empezar a este joven streamer, respondió con un rotundo no:

“Soy una persona bastante espontánea y extrovertida. No me costó empezar en esto. También lo hago por gusto. Se que, ahora mismo, no me podré dedicar a esto, pero en un futuro puede ser. Ahora mismo hago stream porque me lo paso bien.”

Ahora mismo a Pamakan_12, como es conocido este streamer en Twitch, sólo se le puede ver jugando a Fornite (popular videojuego gratuito disponible en todas las plataformas) y divirtiéndose con amigos en partidas espontáneas de Among Us (otro popular videojuego para dispositivos móviles que se ha hecho muy popular en tiempos de Covid-19). Aunque Mariscal no descarta dar el salto a otros videojuegos e incluso a otro contenido de otra temática, ahora mismo sólo goza de tiempo y nivel para competir en Fornite. Al igual que sobre si pasaría a otras plataformas, en estos momentos lo descarta al no tener una comunidad lo suficientemente grande, pero no descarta esa otra opción en un futuro.

Cuando se trata sobre el tema del crecimiento, Mariscal rebosa positivismo y ganas de de seguir con lo que, ahora mismo para él, es un hobby:

“Ahora mismo no tengo seguidores suficientes, pero eso no me quita las ganas de tenerlos. También tengo ganas de seguir creciendo, de hacer cosas chulas y diferentes para que la gente decida verme. Pero claro, al ser esto un hobby, no puedo abandonar mi vida para centrarme en esto, tengo que compaginarlo. Soy positivo, siendo del Córdoba, es como para no serlo” (ríe).

También es una persona muy comprometida con su comunidad, puesto que se preocupa por el contenido que genera y el lenguaje que se usa en este.

“Aunque los padres deberían controlar un poco que consumen sus hijos, también es responsabilidad de los streamers dar ejemplo y cuidar a su comunidad”

Este joven cordobesista está pasando por los duros comienzos del mundo de los creadores de contenido, pero espera seguir disfrutando de lo que, para él, hoy día, es un hobby pero que espera que un futuro sea algo más.

Toichoa_

Juan Antonio Ramos (@toichoa_ en Twitter) en la entrevista para este periódico

El siguiente protagonista de este reportaje tiene ya una cierta experiencia en el mundo del stream. Y es que, Juan Antonio Ramos (Gaucín, 1999), más conocido como Toichoa_ en Twitch, tiene una comunidad de más de 300 seguidores fieles, la mayoría de ellos de Sudamérica.

Su andadura como streamer comenzó un día en el transmitió una partida de Pokemon Iberia (una copia paródica de los juegos de Pokemon originales) para sus amigos durante una clase de instituto. “Aquí hay cositas” dijo automáticamente al darse cuenta de que tenía lo necesario para dedicarse al mundo.

Empezó en Twitch trasmitiendo partidas de Browl Stars (otro juego muy popular para dispositivos móviles producido por los creadores de otros juegos célebres como Clash Of Clands o Clash Royale). Ramos dice que nunca ha experimentado un crecimiento tan fuerte como el del principio y que cree que nunca lo volverá a hacer:

“El principio fue durísimo. Increíble (ríe). En un mes conseguí 200 seguidores. No he vuelto a conseguir ese volumen de seguidores desde entonces”.

Juan Antonio Ramos no descarta dedicarse a stremear otra cosa que no sea Fornite (videojuego que habitualmente transmite en directo) aunque también admite que le ofrecieron otros juegos y dijo que no:

“Me ofrecieron jugar al Rust. Santana (otro streamer y amigo personal de Juan) me propuso de jugar, porque tienen una comunidad muy buena. Pero, al final, decidí que no. Aunque no descarto stremear sobre otras cosas en un futuro. Con respecto a otra temática, no lo voy a hacer. No lo descarto al 100%, pero ahora mismo no lo voy a hacer.”

A diferencia del primer entrevistado, Toichoa_ se prepara para dar el salto a YouTube.

“Todavía no tengo el video editado, pero pronto podréis disfrutar de él en el canal”.

Ante la pregunta de si su comunidad era lo suficientemente grande como para plantearse dedicarse profesionalmente al stream, Toichoa_ respondió lo siguiente.

Al hablar de la barrera al entrar, principalmente producida por el coste del equipamiento, Ramos cree que “todo el mundo puede entrar, y a todo el mundo le puede ir bien. Depende también del contenido que quieras generar. Lo importante es tener público que se te mantenga, porque si tienes mucho público y este se te va, no estás consiguiendo nada.”

Los pasos firmes de este joven malagueño le están sirviendo para hacerse un hueco en el mundo y crecer poco a poco, por lo que se le podría catalogar como futura promesa del stream.

Noelust_

Noelia Pérez (Noelust_) en la foto proporcionada a este periódico.

Tras dos protagonistas masculinos es el turno de que la mujer haga acto de presencia en este mundo. A pesar de lo que algunos usuarios crean y a pesar de ser considerados para muchos un mundo de hombres, las mujeres también gozan de la capacidad y de la calidad necesaria para transmitir en Twitch. Concretamente nuestra joven protagonista, Noelia Pérez (Ronda, 1997) es streamer de videojuegos.

Cuenta que siempre había querido hacer stream y que fueron sus amigos quienes le dieron el último empujoncito.

Con una comunidad de 4,1K seguidores, es la streamer que tiene la comunidad más grande de los entrevistados.

“No me costó conseguir esta comunidad. Un jugador profesional de LOL (League Of Legends) me hizo una “raid” (recomendación que provoca un trasvase de seguidores) el primer día de stream y ahí me vieron unas 2.000 personas. Al día siguiente, cuando hice directo otra vez, algunas seguían viéndome. No me costó arrancar, pero lo complicado durante este año ha sido crear la comunidad que tengo”.

Aunque esta joven streamer ame hacer directos, es consciente de que, ahora mismo, Twitch no es más que un hobby y que es muy complicado que en un futuro sea un trabajo.

Quizá, en los tiempos actuales donde la igualdad entre hombres y mujeres ha experimentado una equidad abismal, sigue habiendo un sector donde sigue siendo una asignatura pendiente. En el mundo de los videojuegos y del stream, se sigue viendo, en algunos casos, el papel de la mujer como algo meramente secundario.

Al mundo del stream generalmente se le tiene que dedicar una gran cantidad de tiempo para obtener buenos resultados. Esto es aún más complicado si tienes que compaginarlo con los estudios. Noelia Pérez estudia un grado superior de administración y finanzas, y debe organizarse para poder hacer directos y dedicar tiempo al estudio.

“Es complicado. Este año es más sencillo porque tengo menos horas. El año pasado, por ejemplo, tenía las seis horas de instituto, más el tiempo de estudio, más el stream. Yo le dedico al stream unas cuatro horas diarias y es complicado porque apenas te queda tiempo para ti. Hoy día si es más sencillo porque me dejé un par de asignaturas. Me organizo bien y tengo más tiempo para hacer directos.”

El camino de los stremers es duro, especialmente en los inicios. El tiempo necesario para crecer y crear contenido, las inversiones en equipamiento necesarias para tener un “Set Up” que permita trabajar en la condiciones óptimas, y la incertidumbre de si el dinero y el tiempo invertido se recuperan o generaran resultado, son algunas de las trabas a las que estos nuevos comunicadores deben hacer frente. Siempre, con el optimismo y las ganas de crecer, este grupo de streamers procedente de la cantera malagueña, amenazan con dar el salto a lo grande en un mundo aún por conocer y que los puede catapultar a cúspide de los grandes nombres que tanto suenan en la actualidad.