La Junta apuesta por una alianza público-privada para salir de la crisis económica

El Consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, defiende un regreso a la "antigua normalidad"

El consejero andaluz de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, compareció ayer en un foro virtual, organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla, en el que defendió la vuelta a la normalidad que precedió a esta crisis, a la “antigua normalidad” en la que Andalucía, meses antes de la pandemia, superaba la media europea y española y estaba entre las regiones españolas “líderes en creación de empleo, en autónomos, en exportaciones o en atracción de inversión extranjera”.

A continuación, ha detallado las actuaciones impulsadas por el Gobierno andaluz para la recuperación económica, entre las que ha destacado las iniciativas orientadas a facilitar liquidez a las empresas. Así, ha recordado que a través de Garántia y de la nueva Agencia IDEA se han movilizado 600 millones de euros en avales. En el caso de Garántia, el Gobierno andaluz avala hasta el 100 por cien de las cantidades y además abona los intereses y gastos de gestión de estas operaciones. De momento, se han recibido casi 3000 solicitudes por un importe total de 90 millones de euros. El sector servicios y el comercio aglutinan el 75 por ciento de las solicitudes, aunque también hay empresas de sectores como agricultura, construcción e Industria.

Bendodo ha recordado también que se el Ejecutivo autonómico también está atendiendo la demanda de autónomos y mutualistas y que se ofrecen microcréditos de entre 9.000 y 15.000 euros que se tramiten con la máxima agilidad y con reducción de la documentación necesaria. A todo ello hay que sumar una ayuda directa a los autónomos de 300 euros que ya la han solicitado más de 60.000 profesionales. Y, del mismo modo, dentro del paquete de reactivación económica impulsado por el Gobierno andaluz, se han puesto en marcha medidas para reactivar cuanto antes el pequeño comercio. De hecho, el Consejo de Gobierno ha aprobado ayudas al pequeño comercio y a las pymes artesanas por valor de 11 millones de euros para financiar, entre otras actuaciones, aquellas que sean necesarias ejecutar para afrontar con garantías el desconfinamiento del Covid-19. Estas ayudas, que cubrirán el 100% de la inversión realizada por la empresa, oscila, según la modalidad, entre los 6.000 y los 42.000 euros.

A su vez, el consejero de la Presidencia ha trasladado a los asistentes que el Gobierno andaluz sigue trabajando en medidas que faciliten la actividad empresarial y la reducción de cargas burocráticas. De hecho, ha recordado que el Decreto-Ley de Simplificación de Normas y Trámites Administrativos que modifica 21 textos legislativos y 6 decretos y que simplifica 100 trámites burocráticos “sigue vigente”. El recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional solo afecta a dos artículos concretos y no al grueso del mismo. Esta medida será, pues, un logro para favorecer la inversión y puede llegar justo a tiempo para confrontar la crisis.

Si el modelo del ejercicio anterior a la crisis fue el de subir los impuestos para engordar la administración, declara Bendodo, esta vez debe reactivarse la economía mediante la bajada de impuestos. Por este motivo el Consejero reclama al Gobierno de España un criterio de reparto equitativo entre las comunidades autónomas, lamentando el cambio de parecer sobre la forma de adjudicar el fondo extraordinario no reembolsable de 16.000 millones de euros. En un principio, el Ministro de Sanidad acordó con todos los consejeros de Salud de las autonomías que el 80 por ciento se repartiera en función de la población y el otro 20 por ciento en función del impacto del Covid19 . Posteriormente, ha sido el Ministerio de Hacienda el que ha planteado un nuevo reparto que pondera menos la población, lo que genera que Andalucía deje de recibir casi 600 millones de euros. “En Andalucía viven 8.5 millones de españoles, somos la comunidad autónoma más poblada y merecemos, al menos, el mismo trato que el resto”, ha proclamado.