Los restaurantes en época de confinamiento

Telepizza cambia su método de trabajo y muchas franquicias cerradas
0
252
Imagen de Free-Photos en Pixabay

Todos los ciudadanos españoles  permanecen confinados en casa desde el 16 de marzo, salvo aquellos que tengan que ir a trabajar por pertenecer a comercios de primera necesidad, sean sanitarios o cuerpos de seguridad.

Eso supone que los ciudadanos no contemplen la posibilidad de ir a comer fuera, de modo que, el gobierno ha decidido que los restaurantes pueden seguir abiertos únicamente para hacer envíos a domicilio. Esta decisión podrá salvar a muchos establecimientos del cierre y, al mismo tiempo, evitará posibles despidos de trabajadores. 

Ya que el consumo en el establecimiento queda anulado y prohibido, son los repartidores y trabajadores de medios como Glovo, JustEat, Deliveroo y Uber Eats quienes tienen la posibilidad de poder salir para satisfacer las necesidades de otros. 

Reparto a domicilio. Imagen de postcardtrip en Pixabay

Estas plataformas han incorporado protocolos especiales para la situación que garantizan la seguridad en los empleados, repartidores y clientes. Entre las medidas adoptadas se encuentran la entrega sin contacto con el cliente y el método de pago online del servicio a domicilio, efectuándose mediante tarjeta de crédito o PayPal.

Inevitablemente los restaurantes independientes, es decir, aquellos que no pertenecen a ninguna franquicia, juegan en desventaja. Burger King, Ginos o McDonald’s, entre otros pertenecientes al Grupo Zena Alsea, han tomado la decisión de suspender su actividad.

Por otro lado, franquicias como Telepizza y KFC si están realizando pedidos. Algunos trabajadores de Telepizza declaran que los pedidos han aumentado durante el confinamiento, el fin de semana siempre hay más demanda y otros días si han mantenido la normalidad de pedidos. De hecho, la franja horaria en la que se demanda más sigue siendo la habitual, entre las 21:30 y 23:00 horas de la noche, y el horario de comida al medio día, de 14:30 a 15:30. 

Los trabajadores de la franquicia están llevando a cabo medidas de seguridad y un plan de trabajo diferente que hemos podido conocer: todos los trabajadores llevan mascarillas y guantes, quienes preparan la comida se lavan las manos con los guantes. Los repartidores solían entran en la cocina a recoger el pedido, eso ha cambiado, ahora pasan por la tienda como un cliente y les entregan el pedido. 

Además, cuando un repartidor llega de la entrega se quita los guantes, desinfectan las bolsas, ropa y el asiento de la moto. En el caso de que algún cliente pague con tarjeta en el momento de la entrega colocan papel film en el datáfono, que es cambiado continuamente.

Medidas de seguridad en la página web Telepizza.

Cuando un cliente llama para hacer un pedido, el trabajador aconseja siempre hacer el pedido y pago por su página web para evitar contagio absoluto a la hora del pago. En el caso de hacer el pedido vía telefónica se impone pedido mínimo de 14,95€ para llevar a cabo la entrega a domicilio.

No poder salir de casa implica comprar menos y no poder trabajar en muchos casos, por ello, muchas empresas han prescindido de personal y muchos se encuentran en paro. En el caso de Telepizza, han declarado que siguen siendo los mismos trabajadores con la diferencia que se han reducido las horas de trabajo semanal y hay menos personas en el mismo momento. 

Estas personas están ejerciendo una gran y difícil labor durante el confinamiento, salir de sus casas para cumplir con entregas para que otros tengan comida en casa sin problema implica que los trabajadores se expongan a un posible contagio. 

Además, estas personas no solo preparan y reparten comida, con las nuevas medidas de seguridad la presión y responsabilidad se multiplica. Muchos clientes no tienen en cuenta la labor de los trabajadores en estos momentos, pues un trabajador declaró haber recibido contestaciones inadecuadas por parte de un cliente.

En cambio, muchas otras personas se solidarizan con estos, el mismo trabajador que recibió malas contestaciones, seguidamente contestó a una llamada de un cliente que le agradecía la labor que estaban haciendo; “no cualquiera sale a trabajar en estos momentos, sed fuerte que ya queda poco” dijo el cliente. 

Imagen de Alexandra_Koch en Pixabay

En el caso de los restaurantes independientes que no se acogen a este tipo de envíos es difícil. Si echamos un vistazo a las plataformas de envíos a domicilio se puede observar la cantidad de restaurantes que no pertenecen a ninguna cadena y permanecen cerrados en estos momentos.

Si bien es cierto que, en estos momentos, las únicas opciones que se barajan es adaptarse o cerrar. Muchos establecimientos han declarado su cierre temporal sin posibilidad de entregas a domicilio y hay otros que se han vuelto más solidarios y preparan comida para trabajadores y personas con pocos recursos, como es el caso del ‘Chef del Mar’ Ángel León, que llevó a cabo la iniciativa el Viernes Santo.