Dani Garrido: “La pasión es muy necesaria en el periodismo deportivo”

Dani Garrido, director de Carrusel Deportivo habla sobre la actualidad del periodismo deportivo en tiempos de pandemia, sobre el papel de la mujer en el sector y sobre el periodismo de bufanda
0
656
Imágen procedente de DiarioAS.es

Daniel Garrido Corrales (Legazpi, 1978) es un periodista deportivo español, licenciado en la carrera de periodismo por la Universidad del País Vasco. Garrido comenzó su andadura en la radio en 1998, concretamente en Radio Bilbao. En 2010, y tras el trasvase del equipo de deportes desde la Cadena SER a la COPE, Garrido cambió Bilbao por Madrid para trabajar en los estudios de Gran Vía. Posteriormente, en 2016 llegó la gran oportunidad de su vida, dirigir el programa líder de la radio deportiva en España, Carrusel Deportivo. Desde entonces y hasta hoy, Dani Garrido se ha mantenido como director del programa, intercalando la radio con una experiencia en televisión, concretamente en Movistar Plus, presentando “Minuto #0” primero y “El Tercer Tiempo” después.

Este vasco de origen y madrileño de adopción (así se ha considerado en alguna ocasión, puesto que va a cumple 10 años en Madrid) encarna un perfil de hombre sensato y tranquilo, enamorado de la profesión que desempeña.

– La primera pregunta que le quiero hacer, y que me imagino le habrán hecho mucho estas semanas teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos, es ¿Cómo se trabaja en la radio desde casa?.

– Bueno, es acostumbrarse como hace cualquier persona de cualquier otro trabajo a las nuevas condiciones. Se trata del teletrabajo, y después, los fines de semana, mandamos un equipo reducido a hacer el programa, puesto que hacer seis horas de radio desde casa es prácticamente inviable.

Vamos muy poquitos a la radio, manteniendo todas las medidas de seguridad y las recomendaciones sanitarias. Con muchas reuniones telemáticas durante la semana. Durante el fin de semana, también, mucha gente nos permite entrar en su casa gracias a la tecnología. Nos lo podemos permitir, podemos hacerlo y, dentro de un orden, intentando darle la normalidad al producto habitual.

– ¿Cómo se habla de deporte sin que haya acontecimientos deportivos?

– A ver, información deportiva siempre hay. Se está empezando a ver como se vuelve a la competición en cada uno de los deportes: el fútbol en Primera División, las competiciones europeas, el baloncesto en su nuevo formato en la Liga ACB como en la NBA…

Hay muchas informaciones que dar, muchas opiniones que escuchar de los virólogos, que te pueden echar una mano, de los servicios médicos de cada club… Siempre hay información.

También estamos intentando estar más cerca de los oyentes, que nos llaman mucho más que antes y pretendemos charlas más con ellos.

También estamos recuperando la memoria del deporte español. Eventos, mundiales, campeonatos de Europa, hazañas individuales… En lugar de ir todo el día, a todo trapo con los partidos, intentar reflexionar, pararnos y ver de donde viene el deporte español. Es un ejercicio que creo que no habíamos hecho y estamos aprovechando para hacer.

– Ya que ha dicho que están repasando la historia del deporte, ¿ha visto alguno de los partidos históricos que están reponiendo en televisión?

– Sí, claro. A mi el asunto del archivo siempre me ha fascinado, me ha gustado mucho. Estoy aprovechando para ver todo lo que me ofrece. No sólo los Clásicos, que es lo que más dan, sino eventos de cualquier tipo. Por ejemplo, me he visto la Final de Copa del Rey Athletic – Barcelona del año 84, cualquiera de las finales, eventos importantes de campeonatos de Europa de baloncesto, la previa de los JJOO del 84…

Estoy aprovechando, dentro de que hay que seguir currando. Pero sí, estoy aprovechando para ver deporte de antaño porque me parece un ejercicio muy interesante.

– Ahora vamos a remontarnos al año 2016, cuando comenzaste a dirigir Carrusel. ¿Cómo, según usted, el peor becario de Radio Bilbao, ha llegado a ser el director del programa?

– Por establecer un paralelismo con el fútbol siempre he dicho que me considero un canterano de la SER. No puede ser de otra forma, empecé de canterano en la radio y aquí sigo, ojalá que sea por mucho tiempo.

Yo era un becario destacado. Era muy entregado, muy disciplinado, me encantaba estar muy actualizado. Llegué a pensar que iba a pasar la beca y ahí se iba a acabar y que no iba a tener demasiado futuro. Afortunadamente caí en un grupo de gente me dio mucha confianza a pesar de que yo no era bueno, encabezado por Íñigo Martínez. Me dieron poco a poco confianza, fui creciendo y tuve la suerte de estar en lugar justo en el momento adecuado, que también influye mucho en la vida. He tenido una trayectoria de la que me siento un privilegiado y muy afortunado.

– Hace poco, dirigió la Gala del Deporte de AS. ¿Qué es más complicado, dirigir una gala como presentador o el programa líder de la radio deportiva en España?.

– Supongo que todo tiene su punto. A mi me pasa, que cuando tengo que presentar algo puntual, me pongo muy nervioso. Aunque Carrusel es una responsabilidad enorme, ya le tengo un poco cogido el truco. Aunque siempre tenga un punto de tensión, y me ponga nervioso siempre, porque considero que la tensión es buena, me encuentro más cómodo que presentando una gala de cualquier evento o un programa de tele.

Me encuentro más cómodo en la radio, no por nada, sino porque es donde me he pasado los últimos veinte años.

– Respecto a su etapa en televisión. Empezó en Minuto #0 y después en “El Tercer Tiempo”. ¿Qué sacó de su etapa en la pequeña pantalla?

– Bueno, son experiencias bonitas. Es un formato muy diferente a la radio, no es comparable con la radio, Trabajas con equipos diferentes…

La gente de Movistar siempre se ha portado muy bien conmigo, por lo que estoy muy contento y muy agradecido. Ha sido un bagaje más. Yo quería poder probar y tuve la suerte que me dieron la oportunidad y les estoy muy agradecido.

– ¿Volvería a repetir la experiencia?

– Bueno, ahora estoy más concentrado en la radio, porque el proyecto de Carrusel Deportivo es muy fuerte, muy potente y necesita muchísima dedicación para poder evolucionarlo donde uno quiere llevarlo.

En un futuro no se sabe, pero claro. Yo en la tele he estado muy bien, he estado muy contento, pero a día de hoy me veo en la radio.

– Ya que hablamos de la radio, le quería preguntar por el EGM que salió la semana pasada, donde os habéis vuelto a consolidar como líderes. ¿Cómo son los instantes previos y posteriores a ese Estudio General de Medios?

– Supongo que cada persona lo lleva de una forma distinta. Yo creo que el que te diga que la noche anterior duerme tranquilo, no te dice la verdad. Siempre tienes un nervio especial. Es como si hicieras un examen importante, de selectividad o  para pasar de curso. Eso sí, todo muy controlado porque sabes lo que significa.

Ser líderes es algo muy importante para nosotros. Las horas posteriores son de satisfacción, no hay que llevarlas a la euforia. Cuando el EGM te respalda sientes felicidad por tu equipo, por el trabajo que hacen, y sobre todo, hay que agradecérselo a los oyentes por respaldarnos. Eso sí, hay que mantenerlo cada día y no relajarse. Hay que ser críticos y mejorarlo para a que a la audiencia le guste más todavía.

– ¿Qué opina sobre el “periodismo de bufanda”?

– Yo diría que dentro de ese concepto de “periodismo de bufanda” hay muchos grises. Creo que no hay que ser absolutista pero tampoco demagogo. El periodismo deportivo tiene mucho de pasión, y el periodista, en el 95,5% de los casos, tiene su equipo. Esa pasión es muy necesaria para el periodismo deportivo, pero contenida. La seña de identidad del periodista debe ser el respeto absoluto. La objetividad como tal no existe, cada uno tiene su corazón, pero el hecho que tú, en un momento determinado, manifiestes ser de tú equipo, no puede menospreciar al rival, sería un error catastrófico. El extremo es malísimo y la bufanda cuando te la pones demasiado atada, te ahoga.

Hay que entender que el periodismo deportivo tiene mucho de pasión pero hay que llevarlo con mucha dignidad y mucho respeto.

– ¿Cómo ve el papel de la mujer en el periodismo deportivo?

– Yo creo que la responsabilidad de hombres y mujeres es que siga evolucionando. No puede ser que la cota de mujeres sea tan baja.

A mi me da rabia que, por ejemplo, cuando se abre el proceso de selección de prácticas en la Cadena SER, un poco más del 80% son chicos. No me gustaría que las chicas sigan identificando este mundo como un mundo machista.

Por ejemplo, nuestra jefa de deportes es Laura Martínez y tenemos bastantes muy buenas periodistas. Me gustaría que fueran más porque el nivel que tienen es muy alto y se les debe dar el protagonismo que ellas merecen. A partir de ahí, el camino se está abriendo y los que tenemos cierta relevancia, tenemos que sacudir esas cotas de machismo que quedan para que las mujeres sigan evolucionando en un camino abierto.

– ¿Cómo ve un periodista profesional el uso de las redes sociales?

– Depende de la función que le quieras dar a las redes sociales. Yo la utilizo para informarme con la gente que quiero seguir, para la gente que yo admiro y que para mí es referencia. También, con todo el respeto que les tengo a las redes sociales, creo que nunca van a sustituir a un medio de comunicación tradicional.

Son muy positivas para seguir a la gente que verdaderamente quiero seguir, ya sean en Instagram o Twitter, y son herramientas que bien utilizadas aportan mucho.

– Ya que usa las redes sociales para seguir a gente a la que admira, ¿nos podría decir alguno de sus referentes?

– Del mundo del periodismo admiro a Iñaki Gabilondo. Para mi es una referencia y no concibo el día sin escuchar su comentario directo en el “Hoy Por Hoy” o consumir cualquiera de los productos que suben sobre su figura. Admiro mucho también a Manu Carreño, es mi compañero desde hace mucho tiempo y conozco su valor.

– ¿Cómo ve que se le tome como una referencia y haya gente que quiera aprender o fijarse en usted?

– Si yo soy una referencia, no es por mi nombre y mi apellido, es por estar defendiendo el escudo de Carrusel Deportivo y de la Cadena SER.Creo que la marca está por encima de cualquier periodista, sin restarle valor a los comunicadores.

Lo que le diría a los jóvenes es que el periodista esté permanente informado. Es muy difícil ser un periodista de determinada importancia si por la mañana no te pones la radio para escuchar tu informativo de cabecera, si todos los días no lees dos periódicos al menos, si no buscas dos puntos de opinión de un mismo asunto… Si sólo te preocupas de tu idea, es complicado que tengas una panorámica global como periodista. Principalmente creo que un periodista debe esta siempre bien informado y hacerse muchísimas preguntas.