Sevilla se rinde a la Encarnación

La Virgen de la Encarnación ha celebrado este fin de semana el XXV Aniversario de su Coronación Canónica
0
267

Ha sido un fin de semana histórico para los hermanos de San Benito. La Dolorosa de la Encarnación ha regalado momentos inolvidables para todos los cofrades. Primavera en pleno mes de diciembre, han sido estas bodas de plata de la Coronación Canónica.

A las 18:00 horas del Viernes, la Virgen de la Encarnación ponía rumbo a la catedral y no solo ella, sino todo un barrio a su lado.Petalás, pancartas y adornos se contemplaban al paso de la Dolorosa por los distintos puntos del recorrido.  Se vivieron momentos muy hermosos al paso por la Cuesta del Bacalao, donde se contrastaba el paso de palio y el alumbrado navideño

Ya el sábado, la virgen lucia sobre el altar del Jubileo de la Catedral con el restaurado manto de Padilla y el estreno de una saya color rosa bordada por Martin Santoja. Durante la misa Estacional, el arzobispo de Sevilla recalcó a este aniversario como una “Pascua de gozo y alegría”.

El Domingo salió desde la Santa Iglesia Catedral poco después del amanecer. La Virgen de la Encarnación recorrió las calles céntricas de Sevilla bajo un cielo que no terminó de abrirse pero que dio una hermosa luz sobre la Dolorosa. En la Cuesta del Rosario se despidieron las hermandades y comenzó el regreso Triunfal al barrio de la Calzá. Momentos de intensidad y de alegría se vivieron en la Plaza Cristo de Burgos, Plaza de San Leandro o la Plaza Jesús de la Redención donde en todo momento los aplausos y las flores desde los balcones acompañaron a la Señora de la Encarnación.

Los momentos más intensos y emotivos se vivieron en la llegada al barrio de la Calzá, donde antes de regresar a la Parroquia de San Benito visito a sus mayores del asilo de las Hermanitas de los Pobres. Sobre las 16:30 de la tarde la Reina de la Calzá volvió a su casa, tras regalarnos un fin de semana de primavera en pleno Adviento.