El tratamiento de la discapacidad en los medios, a debate en Campus Eusa

0
283

"Estoy harto del no". "Son personas con los mismos gustos e intereses ". Así de contundente se mostró David Valenzuela en un momento de la charla que ayer ofreció a los alumnos de cuarto de periodismo de EUSA. Según señaló este responsable de ASPACE Sevilla, la asociación sevillana de parálisis cerebral, los medios de comunicación pecan en muchas ocasiones de tratar este  tema desde una vertiente negativa. 

David comenzó su exposición explicando a los estudiantes qué es ASPACE y cuál es su cometido, que no es otro que demostrar la valía de las personas que sufren la parálisis cerebral. "En la asociación tenemos una chica sin brazos que ha aprendido a utilizar el whatsapp con la nariz", recalcó Valenzuela, que incidió en que las vivencias de estos jóvenes son las de cualquier chico de su edad. 

ASPACE, que recibió en 2008 el premio a la entidad del año entregado por ABC de Sevilla, sabe muy bien cómo beneficiarse del trabajo de los medios de comunicación. Para David el periodismo es fundamental para difundir las acciones de la asociación sevillana de parálisis cerebral, pero afirma que se puede llevar a cabo de diferentes formas. La primera manera en la que los medios ayudan a estas entidades es complementando su lenguaje y dándolas a conocer, pero también mencionándolas y realizando un tratamiento adecuado de la noticia que van a publicar. 

Existen ejemplos de la labor periodística tanto positivos como negativos. "Nosotros creamos una aplicación para personas con parálisis cerebral, y su difusión en los medios nos permitió obtener financiación externa para continuar con el proyecto", manifestó David Valenzuela, que también puso un ejemplo contrario. "Una vez publicaron una página entera con declaraciones nuestras, sin previo contacto", aseguró el trabajador social, que además recalcó que muchas veces los redactores se basan en su percepción de la enfermedad y no en el conocimiento que tienen sobre ella. 

Finalmente y tras escuchar la exposición de David, se abrió un turno de preguntas para que los futuros periodistas compartieran sus experiencias personales con el responsable de ASPACE y con sus compañeros. Sí hay algo que quedo muy claro, y es que en un asunto como la parálisis cerebral deben primar por encima de todo las historias personales, historias que busquen atraer al lector, al oyente o al telespectador sin incidir en el morbo o el sensacionalismo.