Aya Kohen, la representante de España pone rumbo a Filipinas

La joven modelo concursará en el certamen de belleza internacional Miss Earth 2022, que tendrá su gala final el próximo 29 de noviembre en Manila.

La temporada de este año marca el regreso de la competencia en vivo después de dos años de realizarse en línea debido a la epidemia de Covid-19. Considerado uno de los concursos de belleza más grandes del mundo, Miss Earth tiene 22 años de historia y es conocida por dar luz a las causas ambientales. Su organización es de una empresa filipina y, por tanto, casi siempre se lleva a cabo en el país asiático.

Aya Kohen, tiene 21 años, y si bien representará a España, es nativa de Tetuán (Marruecos) y tiene una amplia experiencia sobre las pasarelas como modelo. Estudiante de Turismo y azafata de eventos, la joven modelo trabaja como profesora de matemáticas y habla cuatro idiomas: español, francés, inglés y árabe. Desde Sevilla, Aya viajará a Filipinas para representar a nuestro país después de varios meses de preparación, constancia y esfuerzo.

“A pesar de los nervios, me siento motivada y estoy deseando que llegue el momento de irme y vivir esta experiencia. Estoy aprendiendo a no dejarme llevar por el miedo y la incertidumbre, y a disfrutar todo lo que pueda de esta aventura”.

Miss Earth 2022 se llevará a cabo del 24 de octubre al 29 de noviembre en Filipinas. La edición de este año tiene como tema “ME Loves Fauna” para enfatizar la importancia de cuidar la vida animal además de su misión principal, que es la protección y preservación del medio ambiente.

Como cada año, las delegadas conocidas como “Bellezas por una causa” pasaran dos semanas en Filipinas enfrentándose a competencias como traje de noche y talento. Recorrerán varias islas para conocer mejor al público y servir a la comunidad. Y en caso de llevar la corona a casa, la ganadora dedicara un año a promover proyectos ambientales internacionales.

Aya Kohen en una sesión fotográfica en Burdeos, Francia. FOTO: KANOHI

Junto con las 94 delegadas de cada nación, Aya deberá representar y poner por lo alto la bandera española. Si bien el proceso de preparación es estricto y con muchas presiones, manifestó estar disfrutando la experiencia. “Espero crecer más personalmente. Quererme, confiar en mí misma y hacer las cosas con mucho amor por muy duras que sean”.

Aya no deja de reconocer las presiones que sufre, un tema en el cual trabaja a diario y del que se ayuda con terapia psicológica. Para la modelo, su salud mental debe prevalecer sobre cualquier cosa. “Quiero superarme a mí misma y no arrepentirme pase lo que pase, de no haberlo dado todo”, destaca la modelo.