Hallan la avioneta desaparecida junto al cadáver del piloto sevillano

El rescate del cuerpo sin vida del conductor ha sido dificultoso debido a las condiciones climatológicas
0
318
Hallan la avioneta desparecida tras tres intensos días sin cesar la búsqueda. FOTO: El Periódico de Aragón / S.A.

La avioneta desaparecida el pasado miércoles ha sido localizada en torno a las cuatro de la tarde de este viernes en Pena Trevinca (Zamora), encontrando sin vida el cuerpo del piloto.

El aparato siniestrado ha sido localizado por un helicóptero forestal de la Junta de Castilla y León mientras sobrevolaba la zona. El cadáver del conductor, y único ocupante de la nave, se hallaba tendido al lado de la máquina estrellada sin nada que hacer.

El piloto, sevillano y padre de dos hijos, se llama Santiago Durán y viajaba de la base de Doade (Lugo) hasta Córdoba, donde se encuentran las instalaciones de la empresa valenciana Plysa. Sus familiares se habían trasladado a Galicia tras conocerse la desaparición del aparato para estar informados de primera mano de las novedades de su búsqueda.

La aeronave ha sido localizada en una zona de difícil acceso que se ha multiplicado por la niebla y la meteorología, complicando el rescate del cuerpo del conductor.

Las malas condiciones climatológicas, al igual que las que obligaron a Santiago Durán a retroceder, han complicado el dispositivo de búsqueda durante estos tres intensos días. 

Tras una hora de viaje, el pasado miércoles Durán solicitó un cambio de ruta ante el mal clima al que se enfrentaba. Antes de recibir un nuevo itinerario, se perdió el contacto directo con la nave, que no llegó de vuelta a la base gallega.

Las labores de búsqueda se han centrado en un triángulo entre las provincias de Ourense, León y Zamora, siendo en esta última donde se localizaba la ubicación del móvil del piloto. La Guardia Civil ha coordinado todas las tareas, sin cesar en ningún momento, examinando una superficie total de unos 180 kilómetros cuadrados.

La avioneta, perteneciente al servicio contra incendios de la Xunta es un monoplaza Trush 710P con matrícula EC-MXL que pertenecía a la empresa de servicios aéreos Plysa.