La moda flamenca vuelve a brillar de cara a 2022

El sector ha tenido que reinventarse diseñando ropa urbana, complementos y mascarillas en este último año
0
419
Rocío Osorno vestida por Sonibel | Instagram @sonibelmodaflamenca

Desde que en marzo de 2020 se decretara el estado de alarma en España son muchos los sectores que se han visto afectados por la pandemia. Uno de ellos es el sector de la moda flamenca. A punto de dar comienzo la época de ferias y eventos en Andalucía, el COVID-19 obligaba a cancelarlo todo.

Un caso especial es el de las creadoras de la firma Sonibel, dos diseñadoras muy conocidas en el mundo de la moda flamenca, ya que sus diseños los han lucido celebridades como Rocío Osorno, una de las personas más influyentes de Sevilla en redes sociales. Además, fueron premiadas como Mejor Diseñador de Moda Flamenca en 2011 por el grupo editorial Jolly.

A pesar de cosechar tantos triunfos a lo largo de sus más de veinte años de trayectoria, tanto 2020 como 2021 no han sido años fáciles para la firma, ya que dependen totalmente de las fiestas. Su negocio, al estar dedicado exclusivamente al traje de flamenca, es muy estacional. “Si las fiestas y los eventos de flamenco, como las ferias o El Rocío, se cortan nuestros ingresos son cero”, comenta a EUSA News la diseñadora Isabel Bizcocho.

Isabel Bizcocho en la tienda Sonibel | Fotografía Marta Macías

Todos los diseños de 2020 siguen intactos en la tienda después de dos años, esperando que todo vuelva a retomarse y que se puedan volver a lucir los trajes por las calles. Aunque hubo clientas que en 2020 les dio tiempo a comprar algún que otro diseño, puesto que antes de la pandemia sus trajes ya lucieron en cuatro pasarelas, una de ellas fue Simof en febrero, ninguna clienta devolvió́ ningún diseño, a pesar de las circunstancias. “Eso es muestra de las clientas tan fieles que tenemos”, comenta la diseñadora Sonia Barco.

En 2021 no han diseñado ningún traje, debido a que las clientas que compraron en 2020 están esperando a poder vestirse de flamenca y que esos diseños sigan estando en tendencia en 2022. Los diseños de 2020 se unirán el año que viene con los de 2022, por lo que los trajes irán en la misma sintonía. Por eso, los diseños del año que viene están trabajándose conscientemente en que sean similares, ya que se lo deben a la fidelidad de sus clientas. Además, los trajes de 2020 se venderán al mismo precio que los de 2022.

Tienda Sonibel C/ Cuna | Fotografía Marta Macías

El 2021 ha sido un año perdido para la moda flamenca, no se ha diseñado ningún traje, debido a la falta de eventos y de presupuesto a los que tienen que hacer frente las diseñadoras. “Confeccionar un traje de flamenca de calidad supone alrededor de unos 300 euros, por lo que sino se venden ese dinero se pierde”, comenta Sonia.

Este año, como para muchas otras personas, ha sido un desafío para ambas diseñadoras porque tuvieron que reinventarse para poder subsistir y empezaron a diseñar ropa urbana, ropa de fiesta o mascarillas. “Para nosotras fue un reto porque hacía muchos años que no diseñábamos ropa de calle”, afirma Sonia.

El 2021 ha sido un año perdido para todos los diseñadores de moda flamenca y como dice Isabel Bizcocho: “Esperamos al 2022 con toda la ilusión y la esperanza de que todo vuelva a ser como antes”.