El Sevilla FC dice adiós a la Champions League

0
266

La UEFA Champions League en el Red Bull Arena, sin público, ha sido el escenario más importante del Sevilla FC en lo que va de temporada. En la previa del choque, Julen Lopetegui recalcó la palabra ilusión. El cuadro hispalense pasó de estar con pie y medio fuera a depender de sí mismo en Austria. A los rojiblancos solo les valía ganar. En frente un RB Salzburg que recibía al Sevilla en la peor racha de resultados del plantel austriaco. La iniciativa del partido la tomó el Sevilla, el equipo de Lopetegui fue el único de la primera mitad que logró meterle el miedo en el cuerpo al portero rival. Sin embargo, el duelo estaba medido al milímetro y se hizo largo para los ojos del espectador. Todo se complicó después del primer tanto del equipo austríaco en la segunda parte.

ABC de Sevilla

Primera parte

El guion inicial del partido fue muy similar al de la ida, el Sevilla FC concentrado en la posesión y el RB Salzburg confiando en la velocidad de sus jugadores para salir a la contra. Pese a ello, la primera aproximación clara la protagonizó Koundé tras un servicio de Rakitic desde la esquina. Además, Ocampos y el Papu, repletos de confianza, tiraban del equipo mediante acciones individuales hacia portería rival. Después de minutos y minutos carentes de ocasiones, salvo algún intento lejano de Rakitic, un remate de Fernando se marchó rozando el palo en el minuto 40. El colegiado señaló el túnel de vestuarios con un resultado empatado y con un Sevilla que a esa hora de la noche estaba fuera de la UEFA Champions League.

Segunda parte

La segunda parte dio un giro de 360 grados. Munir estrelló la pelota en el larguero a los dos minutos del pitido arbitral. Sin embargo, el Salzburgo dio la sorpresa en el minuto 50. Adeyemi ganó la carrera por banda izquierda y Okafor en el corazón del área no desaprovechó el pase de su compañero, adelantándose así en la primera ocasión del cuadro austriaco. El partido se le puso aun más cuesta arriba a un Sevilla FC que vio como se quedaba con diez jugadores tras la expulsión de Joan Jordán. Lopetegui puso a funcionar la maquinaria de los cambios, pero la realidad es que los nervionenses se plantaron en los minutos finales sin apenas opciones. De esta manera, el Sevilla FC dijo adiós a la UEFA Champions League en lo que parecía ser un grupo asequible.