Las redes se llenan de carnaval por el Día Internacional contra la Violencia de Género

'El ángel de Cádiz', 'Los niños sin nombre' y 'OBDC, La vida es bella!' son algunas de las comparsas que dedicaron pasodobles a la mujer maltratada
0
434

Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, las redes se han vuelto a inundar de carnaval y reivindicación. Uno de los axiomas del carnaval de Cádiz es la implicación con los temas sociales. En sus letras, comparsas, cuartetos, chirigotas y coros se comprometen y denuncian numerosos temas sociales. En un día tan marcado, los temas han sido el machismo y la violencia de género.

Reconocidos autores como Tino Tovar, con su distinguida sensibilidad para tocar cualquier tema, han dedicado pasodobles a la mujer maltratada o asesinada.

En esta ocasión, como muestra de la responsabilidad social de tres comparsas con el colectivo de mujeres maltratadas, podéis escuchar tres pasodobles que tuvieron gran repercusión en el momento de su presentación. A día de hoy siguen siendo un himno contra la lucha machista.

‘Los niños sin nombre’ con autoría de Sergio Guillén y Antonio Jesús Pérez Fuentes y con un grupo recién estrenado en la categoría de adultos, crearon en 2019 un maravilloso pasodoble que llevó por título Escucha un momento.

El reconocido autor Tino Tovar sacó en 2017 una comparsa que se quedó en semifinal, pero que el sello y la sensibilidad de su autor y el tratamiento del grupo la hicieron especial. ‘El ángel de Cádiz’ dedicaba un emocionante pasodoble a una mujer maltratada. El amor puede más que su infierno fue uno de los pasodobles del concurso por excelencia.

Un año antes, en 2016, Germán Rendón escribió y musicó en su comparsa ‘OBDC, La vida es bella!’ un pasodoble que enunciaba los detalles que permiten que el machismo siga latente en nuestra sociedad. Mientras tu falda es un pasodoble que todo el mundo debería escuchar en algún momento.

Como siempre, el carnaval toca el corazón de su afición y reivindica, a través de la música, el humor y la poesía, un mundo en el que todos vivamos en igualdad.

¡Ni una menos!