‘Jumanji: Siguiente nivel’ arrasa en taquilla

Dwayne Johnson regresa al videojuego con una nueva y excitante aventura
Jumanji: Siguiente nivel. Foto: medium.com

El pasado 13 de diciembre se estrenaba Jumanji: Siguiente nivel. El juego vuelve a cobrar vida, una vez más, en la gran pantalla, para transportar al público a una nueva aventura. La película, que todavía se encuentra en cartelera  ha sido todo un éxito. Está protagonizada por Dwayne Johnson, Karen Gillan, Jack Black y Kevin Hart y actualmente “supera los 600 millones de dólares en la taquilla mundial”, según ha informado sensacine

Spinoff anuncia que Jumanji se ha posicionado en el número 1 en taquilla, consiguiendo desbancar  a Frozen II, una de las películas Disney más esperadas en los últimos años. De este mismo modo, ha dejado en tercer puesto el estreno de, Si yo fuera rico.

La película comenzó a grabarse en febrero de 2019 y cuatro meses después ya la habían acabado. En siete meses se realizó el montaje y los efectos especiales, a tiempo para el estreno. El largometraje dirigido por Jake Kasdan puede presumir de ser una de las películas que menos tiempo ha tardado en llegar a los cines desde que terminó su rodaje”,  según sensacine

La secuela de Jumanji: Bienvenidos a la jungla ha vuelto a reunir a Spencer, Bethany, Martha y Anthony, esta vez no de manera accidental, ya que los pequeños deciden volver a meterse en el juego para rescatar a uno de ellos. Pero esta vez no lo harán solos y es que el abuelo de Spencer junto con un amigo  son accidentalmente succionados y disparados en Jumanji. Esta vez las cosas no son como las esperaban, el regreso al juego significa: nueva partida, nueva aventura y nuevo villano.

 

¿Otro nivel?

Mucho se ha especulado sobre el final de Jumanji: Siguiente nivel. Y es que todo apunta a que habrá una tercera parte de esta nueva saga del videojuego real. Esta vez  no volverán a entrar en el juego, sino que será este el que saldrá a la vida real, como se ve en la escena post-créditos de esta película. Un guiño más a aquella película de 1995 con Robin Williams, que no dejó indiferente a nadie.