El PSOE gana unas elecciones marcadas por la debacle de Ciudadanos y el fuerte ascenso de Vox

La bajada de participación marca la segunda vez que España celebra elecciones generales en un año. La gobernabilidad del país no mejora y necesitará de pactos entre varias fuerzas para alcanzar un gobierno estable.
0
411
Discurso de Pedro Sánchez en la sede de Ferraz. El PSOE consigue 123 escaños. Foto: RTVE

A las ocho de la tarde, los sondeos mostraron la tendencia que marcaría la noche y, salvo ligeras variaciones, acertaron en sus predicciones. El partido ganador de los comicios es el PSOE, actualmente en el gobierno, que baja tres escaños respecto a abril. La sensación es de satisfacción en el partido, aunque saben que la gobernabilidad va a ser complicada, ya que el bloque de la izquierda no consigue la mayoría de diputados en la cámara.

Segunda fuerza, con una subida de 22 escaños, queda el PP, que consigue 88 escaños. El dato de estos comicios es el segundo peor de la historia de la formación, pese a lo cual desde la directiva popular se garantiza la continuidad de Pablo Casado, que juega al despiste sobre un pacto de investidura con el PSOE, un ”pacto de Estado” que se pide desde muchos sectores. Desde 2011, año en el que Mariano Rajoy consiguió mayoría absoluta, ha perdido 25 puntos y casi cien escaños.

La tercera fuerza es Vox, un partido que hace un año no tenía representación parlamentaria, y que logra en esta repetición de elecciones, una fuerte subida. La formación de Santiago Abascal sube de 24 a 52 diputados. Logra el apoyo de 3,6 millones de votantes, siendo la fuerza más votada en Murcia. Es la primera vez que la tercera formación más votada es una que no reconoce el matrimonio homosexual. Abascal, que recibió las felicitaciones de Le Pen y Salvini, negó ser fascista en su discurso de anoche.

Cuarta fuerza, con 35 escaños, se sitúa Unidas Podemos. La formación de Pablo Iglesias, coalición de la que salen Equo y Compromís, pierde siete diputados, una ligera bajada que consolida al líder de la formación morada en su puesto. Pese a que la suma con el partido socialista no suma mayoría, Iglesias vuelve a insistir en el gobierno de coalición. Alberto Garzón se muestra más abierto a negociar una salida que no implique la entrada en el gobierno.

Este Congreso, que se constituirá el próximo tres de diciembre, tendrá 21 diputados independentistas. El grupo independentista suma un nuevo partido: la Cup, que se presentaba por primera vez a unas elecciones generales, consiguiendo dos diputados. La presencia de estos grupos es indispensable para la investidura de Sánchez, que necesita, como mínimo, la abstención de estas formaciones. Gabriel Rufián, candidato de ERC (que consigue ser quinta fuerza), asegura que no regalarán su apoyo al presidente y le pide diálogo.

Y sexta fuerza, tras perder dos millones de votos, queda Ciudadanos. La perdida de 47 diputados supone para la formación de centro-derecha un significativo descalabro, que ha concluido con la dimisión de Albert Rivera, tras una reunión urgente de la ejecutiva, que pronunció anoche un discurso con una fuerte autocrítica. Con la bajada del partido, quedan fuera del hemiciclo figuras relevantes en la estructura de Ciudadanos como José Manuel Villegas o Juan Carlos Girauta. Será el propio Villegas, número 2 en el organigrama, quien dirija el partido de manera interina, y Edmundo Bal quien le sustituya en el Congreso.

Otro partido que consigue malos resultados es Más País, en alianza con Equo y Compromís. La formación de Íñigo Errejón, creada este año tras la base del proyecto de ‘Más Madrid’, consigue solo tres diputados. De 18 circunscripciones por las que se presentaba, solo consigue escaño en dos: Madrid y Valencia. Se integrarán en el grupo mixto, sin conseguir la principal intención de su líder, que buscaba formar un grupo parlamentario propio. Desde la formación consideran el resultado como un buen punto de partida para el futuro.

Entra en el parlamento, con un escaño, la gran sorpresa de los comicios, ¡Teruel Existe!, que gana las elecciones por Teruel y entra en el parlamento por primera vez. Un movimiento ciudadano nacido en 1999, cumple ahora 20 años de existencia, y que buscará defender los intereses de la provincia a nivel nacional. Para ello apoyará la formación de gobierno, aunque su representante Tomás Guitarte, en declaraciones a La Vanguardia,asegura que no a cualquier precio.

Lidera el grupo de fuerzas extra-parlamentarias, aquellas que no han conseguido representación, el partido animalista Pacma, con Laura Duarte como nueva cabeza de lista o Recortes Cero. El partido menos votado, con apenas 31 votos, es UDT.