Ice Wave’ aterriza en Sevilla

0
1081

Para quienes no lo conozcan, "Ice Wave" consiste en un local donde se elaboran helados de forma manual a partir de una placa refrigerada de unos 50×50 cm que se encuentra a -20º.

En esta placa, se realiza la mezcla de la base única principalmente hecha de leche desnatada y yogurt. La temperatura de la placa permite que la mezcla se congele y,  de esta forma y con la ayuda de un par de espátulas, se obtengan unas "olas" de helado que acabarán colocadas en una tarrina a la que se le añaderán los "mixing", elegidos por el consumidor y bajo la atenta mirada del mismo, mientras se elabora. Todo ello, en tan sólo 1 o 3 minutos, según afirma el periódico Navarra Capital. 

Proporcionan numerosas variedades de "mixing", entre las que se encuentran las de frutas frescas como mango, fresas o plátano, galletas como Oreo y variedades de chocolates como Kit Kat, Ferrero Rocher o Kinder Bueno. Para finalizar, el consumidor podrá optar por el "topping" que más le guste, como puede ser el de Nutella, chocolate blanco y negro, dulce de leche o el crocanti de almendras. De esta forma, se colocará en la tarrina que el consumidor escoja contando con tres tipos de tamaños, como "Mini Wave", el "Perfect Wave" o el mayor de todos y de ahí su nombre, "Tsunami".

 

La idea de crear un local donde los helados se realicen manualmente proviene del mallorquín Tomeu Riutord, quien paseaba junto a un amigo por un centro comercial de Tailandia, concretamente en Bangkok, mientras buscaban un helado. "Vimos como hacían estos helados en una paradita y me sorprendió. En ese momento no, pero al cabo de unos días pensé que podía funcionar en Mallorca y España, y me puse a investigar", explica Tomeu para el periódico Navarra Capital. 

Desde que comenzaron con esta idea en el 2015, cuentan actualmente con 8 establecimientos, situados en Palma de Mallorca, Barcelona, Eslovenia, Ibiza, Valencia, Madrid, Salamanca y ahora Sevilla. Para los próximos años se tienen previstas muchas más inauguraciones.Todo un premio por su originalidad para Tomeu.

Etiquetasgastronomía