Rumanía no sólo es Drácula

0
443

MARÍA PRIETO/

En un precioso paraje cerca de la ciudad de Brasov, se alza un majestuoso castillo situado en la frontera entre Transilvania y Valaquia. El castillo de Bran, fortaleza medieval más conocida como el hogar del Conde Drácula, personaje ficticio de la novela de Bram Stoker, y menos conocida como hogar real de Vlad III Draculea "Vlad el Empalador", aunque se dice que no fue su residencia real. Actualmente este bello castillo rumano pertenece a la administración rumana y está abierto a los turistas que deseen visitarlo.

Entre sus monumentos, podemos encontrar en la capital de Rumania, Bucarest, el Arco del Triunfo. Un monumento que guarda un casi total parecido con el Arco del Triunfo de París.

Lugar de obligada visita para los turistas ha de ser también las montañas Bucegi, donde yace una Esfinge con forma de calavera, de la cual se dice fue inspiración para la conocida Esfinge de Egipto. Ronda mucho misterio en torno a esta escultura ancestral, ya que se dice que el Pentágono localizó por satélite bajo esta Esfinge una fuente de energia en un túnel subterráneo impenetrable de la que partían tres túneles construidos por una antigua civilización hacia el fondo de la Tierra, algo de lo que no se ha vuelto a saber más información.

Diversas investigaciones consideran la casi desconocida lengua rumana, como la más antigua de Europa, debido a inscripciones y sistemas de cultivo. Es la única lengua romántica que aún se habla en Europa. Algunos se apresuran a decir que el origen del hombre europeo fue aquí, otros incluso, que de la humanidad entera.

Entre sus fiestas más conocidas y desconocidas a la vez se hallan: Sunwavesfest, festival de música en agosto en Mamaia, situada en la costa del Mar Negro, Festival Internacional de Música de Cámara en Brasov, Organizado por la Orquesta Filarmónica del mismo Brasov, Festival de Verano de Sanziene, en Maramures todo el mundo se viste de gala para albergar esta feria cada 23 de agosto, Fiesta Medieval de Sighisoara, representaciones teatrales y exposiciones de cerámica y pintura amenizan este evento situado en Transilvania, Festival Internacional Cerbul de Aur, creado en 1968 en Brasov, alberga un bonito festival de música al que acuden cada año diversos cantantes internacionales y la Feria de Otoño de Bucarest, donde se da a conocer la indumentaria, gastronomía, música y folklore del país a mediados de octubre de cada año.