Vuelve a Sevilla la iniciativa de ‘la biblioteca al aire libre’

0
114

Decenas de libros poéticos encadenados a la espera de que algún transeunte se decida a leer. Esta idea a vuelto ha emerger en Sevilla a manos del escritor Carlos Torrero para poner en pie una iniciativa con la que dar a conocer su obra literaria, para fomentar la lectura y hacerla más amena. 

Los libros se han colgado en las calles y rincones más emblemáticos de la ciudad, como el Puente de Isabel II, por las ‘Setas’ de la Encarnación o por la Glorieta de Bécquer en el parque de María Luisa. A poco que se busque, el peatón hallará libros encadenados a bancos o vallas.

«Los escritores emergentes e independientes tenemos que buscar nuevas formas creativas y originales de promocionarnos», explica Carlos, guionista y director de programas de televisión al que la vida trajo a Sevilla hace un par de años. «La idea es llevar a cabo una intervención elegante en el mobiliario urbano de Sevilla con el objetivo de fomentar la lectura al aire libre y acercar la poesía a todos los ciudadanos de una manera creativa y poco convencional», detalla el escritor.

Aún se puede seguir disfrutando de esta nueva idea tan creativa. «Iré viendo la respuesta y repondré los libros que falten o buscaré nuevos lugares», asegura Carlos. Al fin y al cabo, «la poesía se puede encontrar en cualquier sitio, es la forma de mirar», añade.

Sólo se espera que no ocurra los mismo que con la pasada iniciativa que se llevó en la plaza de España, aunque ya han surgido más de una desaparación de alguno ejemplares.