Las normas más estrictas que deberán de cumplir las parejas de los futbolistas en el Mundial de Qatar

El incumplimiento de estas prohibiciones pueden llegar a acabar en la cárcel o con el pago de una elevada multa que puede llegar a superar las 5.000 libras
0
409
Las parejas de la selección inglesa / BACKGRID

Las distintas federaciones de fútbol de los países que participan en el Mundial de Qatar 2022 han sido obligadas a mandar a todos sus deportistas una serie de normas que deberían de cumplir todas sus respectivas parejas. La mayoría de estas prohibiciones se basan en indicios relacionados con la vestimenta o el  comportamiento que tienen que tener las mujeres durante la competición. Incluso han sido informados que si incumples alguna de estas normas pueden ser sancionadas con la cárcel o con el pago de una excesiva multa que podría llegar a más de 5.000 libras.

En el mundial sin duda los más castigadas son las mujeres, que deberán de vestir de forma recatada sin llamar la atención prohibiendo el uso de camisetas de tirantes, minifaldas o cualquier prenda de ropa que enseñe más de la cuenta.  Tampoco podrán cantar o elevar la voz para apoyar a su selección, tendrán que mantener un tono mínimo y hacer el menor ruido posible. Incluso tienen prohibido el uso de bebidas alcohólicas en cualquier momento de la competición, unas normas muy estrictas en un país dónde la situación para las mujeres es muy difícil.

El periódico inglés `The Sun´publicaba todas estas normas las cuales la FA (federación inglesa) le ha dado a las parejas de sus futbolistas diciendo lo siguiente: “Es importante que las Wags (término inglés para las mujeres de los futbolistas) entiendan que Qatar no es Inglaterra y que allí van a tratar a todos imparcialmente, sin importar quienes sean“.   A causa de estas prohibiciones muchas de las parejas de los futbolistas se han negado a viajar por el temor a las posibles sanciones a las que le pueden someter sólo por cantar, gritar, decir palabrotas… Unos comportamientos que para los países de occidente son lo más normal del mundo.