Nuevo tropiezo del Barça

El conjunto catalán no levanta cabeza y pasa por una mala racha de resultados que les hace ver desde cada vez más lejos la parte alta de la tabla
0
190
Fuente: diariodenavarra.es

Semana negra para el Fútbol Club Barcelona que tras ser apeado de la Champions League antes de la fase eliminatoria vio como se le escapaban de nuevo unos valiosísimos tres puntos en la recta final de su partido frente al Osasuna. Sigue el conjunto de la ciudad condal en esa tendencia a la baja a la que tiene a sus aficionados tan acostumbrados esta temporada, sin previsión de mejora ni cambio, ya que sobre el terreno de juego no se percibe atisbo alguno de ello. Ya el pasado miércoles se confirmó lo que se venía comentando durante las últimas semanas, el Bayern Münich le pasó por encima al Barça condenándolo así a jugar Europa League por primera vez en la historia desde la existencia de dicho formato, nada sorprendente viendo el nivel que cada uno venía demostrando desde el comienzo de la temporada. Una nueva oportunidad iba a tener el equipo entrenado por Xavi Hernández de mejorar su terrible estado de forma en la jornada 17 de Liga Santander, en la cual visitarían al Osasuna en El Sadar, pero el resultado no fue el que se esperaba por parte de los culés, que dejó escapar los tres puntos a menos de cuatro minutos del final del encuentro.

El partido comenzó con un tempranero gol de Nico a pase de Gavi en el minuto 12, dejando ver que si no hay presente al menos hay futuro en el Barcelona, pero poco les duraría la alegría ya que dos minutos después el central del Osasuna, David García, iba a volver a poner el empate en el marcador. Le sacaba los colores el conjunto local a los catalanes aprovechando la falta de concentración tras el tanto de Nico, pero en la segunda parte de nuevo iba a aparecer un canterano de La Masía para poner tierra de por medio en el electrónico, esta vez era el turno de Ez Abde que consiguió el tanto en la que sería la jugada más polémica del encuentro. El segundo tanto del Barça llegó tras culminar una contra que se inició en una recuperación de balón donde este toca en la mano de Sergio Busquets dentro del área, pero el árbitro decidió que la acción no era punible, por lo que el gol era totalmente legal. Con algo de fortuna pero parecía el equipo visitante tener controlado el choque hasta que en el minuto 86 el ‘Chimy’ Ávila enganchó un balón en la frontal tras un saque de esquina y su disparo, potente y raso, entró pegado al palo dejando sin opciones a Ter Stegen y anotando así el 2-2 con el que concluiría el encuentro.

Fuente: diariodenavarra.es

Un nuevo pinchazo del Barça, que volvió a decepcionar una jornada más en un duelo ante un rival que dio la sensación de ponerlos en peligro solo con apretar un poco. Quedan así los culés a cinco puntos de entrar en puestos de Champions League, dejando claro que hay muchísimo trabajo por hacer en el club tanto dentro como fuera del terreno de juego para que vuelva a ser el Barcelona que asustaba en Europa.