Una felicidad y una inclusión de la mano del vino, ¡salud!

José Luis Baños abandonó su ciudad para cumplir sus sueños. Y lo está logrando. Trabaja con optimismo y con compromiso social, claves que han hecho que ACEVIN lo premie
0
166
José Luis Baños, Responsable de comunicación y eventos en la Fundación Down Jerez Aspanido. Imagen: Twitter de José Luis Baños.

Montilla, la cuna del vino. El olor a bodega atrapa a cada transeúnte para generar el deseo de remojar los labios con un líquido de magia, que provoca un estado de placer. Entre las calles de Montilla caminaba un adolescente con ideas de progreso para su vida. El montillano dueño de esas ideas es José Luis Baños, aunque, en ocasiones pasaba por su mente los planes más locos y divertidos, como realizar la rosca de reyes más grande de su localidad. Y sí, lo consiguió. Aunque este acontecimiento no está registrado en el libro Guinness de los Récords, permanece en los recuerdos de sus familiares y amigos que definen ese triunfo como el comienzo de una prometedora aventura.

Baños siempre tuvo claro que su pasión es el vino. A los 17 años empezó a construir los escalones que le llevarían a la soñada vida profesional. El primero lo cimentó con la realización del Grado Medio de elaboración de vino, luego decidió estudiar un Grado Superior de Turismo y mientras cursaba este último estableció una empresa de turismo creativo, pero no obtuvo un resultado positivo en la localidad. “No era el momento, ni el lugar adecuado, ni tampoco contaba con la experiencia y la formación necesaria”, detalla el joven montillano.

Sin duda esta derrota marcó su vida, pero no lo detuvo. Se atrevió a abandonar la ciudad que lo vio nacer para emprender una nueva vida profesional en Jerez de la Frontera. En esta localidad comienza a construir el segundo escalón apoyado de la energía que le transmitía la labor como voluntario en la fundación Down Jerez Aspanido. Y desde el 2018 es un miembro más de la plantilla laboral del establecimiento destacándose como Responsable de comunicación y eventos.

El constante trato con las personas con síndrome de Down le inspiró a crear el proyecto Winable y una manera de agradecerles es mostrar la capacidad de superación e independencia que tiene este colectivo a través de la palabra inglesa -”wine” (vino) y “able” (capaz)-. Es una iniciativa que nace por mi pasión por los vinos con la conciencia social desde el punto de vista de la inclusión laboral y social de este colectivo”, explica José Luis Baños. Tal ha sido el éxito del proyecto que, hoy por hoy, el empresario montillano Baños celebra junto con Miriam y Antonio, jóvenes con discapacidad intelectual, el premio de enoturismo “Rutas del Vino de España” que recibió en 2020 por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) .

Lejos de su ciudad, con el optimismo intacto y con 30 años ha logrado convertirse en una voz autorizada del marco de Jerez de la Frontera. Con desilusiones y aprendizajes va buscando que su vida esté siempre relacionada con su pasión. Y sí, nuevamente lo está consiguiendo. Hoy brinda en una tierra gaditana y trabaja para generar oportunidades laborales y sociales. Al terminar el día goza viendo el reflejo de su felicidad en una copa de vino.

Y, ¿por qué no hacer “chin chin” por quienes aprenden de los errores y son capaces de hacer de sus objetivos personales una oportunidad de progreso para otros? ¡Salud!