Manjar mexicano

0
1085
Uno de los platillos más representativos de la gastronomía mexicana son los chiles en nogada, un manjar esperado durante cerca de 10 meses del año para que pueda ser degustado.
 
¿La razón? Sólo entre finales de julio, agosto y la mitad de septiembre es posible encontrar todos los ingredientes que requiere su preparación.
 
Los chiles en nogada son una herencia del barroco mexicano, creados en el siglo XVIII, que cobraron fama porque se convirtieron en el platillo con el que las monjas de Santa Mónica, en Puebla, rindieron homenaje a Agustín de Iturbide, a su regreso de firmar en Córdoba, Veracruz, el tratado que selló la independencia de México.
 
“Son un platillo cúspide de los poblanos y mexicanos, ya que están ligados al nacimiento de nuestra libertad con los colores de nuestra bandera”, expresó el alcalde de la ciudad de Puebla, José Antonio Gali Fayad, al poner en marcha la temporada de chiles en nogada.
 
La temporada de chiles en nogada abarcan unas ocho semanas en las que las familias se unen a preparar este singular platillo, ya que su confección es minuciosa.
El platillo es una mezcla de sabores dulces con salados y picantes, que tiene un alto costo por el tipo de ingredientes que lleva, entre ellos las nueces de Castilla, piñones, almendras y frutas secas para el relleno, además de los chiles poblanos y la granada.
 
Si alguna vez viajas a México y quieres conocer los lugares dónde disfrutar de esta comida mexicana visita esta página.