Efecto Pasillo: “Hay muchas actuaciones especiales, pero todos coincidimos en una”

0
354

L&J:¿Cómo os conocisteis?

Se podría decir que fué una cadena de amistades, curiosamente aún siendo canarios Javi e Iván se conocieron en Madrid cuando estudiaban, a su vez Nau y Arturo eran amigos de la adolescencia y de tocar juntos anteriormente, y por último Javi conoció a Nau cuando coincidieron también en una banda de versiones.

L&J: ¿Cuándo y cómo surgió la idea de formar el grupo?

El grupo surgió de la necesidad de expresar y crear canciones, se dio la suerte de que coincidimos cuatro personas creativas e inquietas con un objetivo en común, vivir por y para la música. Y así surgió el amor jajaja…

L&J: ¿El nombre de Efecto Pasillo, un nombre original, llamativo, a qué se debe? ¿A quién se le ocurrió la idea?

Realmente la explicación es muy simple, el pasillo es un espacio que está justo delante de nuestro local de ensayo, es dónde solíamos hablar en los descansos de como estructurar una canción, hacer arreglos o cual sería el repertorio de nuestropróximo concierto. Un buen día, consciente de que aquel lugar era mágico, Nau alzó su dedo sobre el que cayó un rayo y exclamó: ¡este es el Efecto Pasillo! y así se quedó jajajaj…

L&J:Sois cuatro los integrantes del grupo, ¿qué cuatro palabras utilizaríais para definiros?

Es difícil resumirlo en tan sólo cuatro palabras, diría que Efecto Pasillo transmite energía, vitalidad, frescura y buen rollo a tope.

L&J: ¿Cómo fue vuestro primer concierto?

Nuestro primer concierto fue en 2007, un benéfico para la Cruz Roja en un barrio de Las Palmas, teloneando a “El Consorcio”, estábamos muy nerviosos pero acabamos haciendo el tren en el público (con el chacachá del tren…)

L&J: ¿Cuál consideráis la actuación más emotiva hasta el momento?

Hay muchas actuaciones especiales pero todos coincidimos que una de ellos fué el “Coca-ColaMusic Experience 2012″ en el que tuvimos el placer de compartir escenario con Simple Plan, Pablo Alboran, Lagarto Amarillo, Auryn entre otros. Allí presentamos por primera vez nuestro nuevo single “No importa que llueva” con nuestros “pasillitos” como los llama Tony Aguilar.

L&J: Un anécdota como grupo

Una vez volviendo de un concierto de Madrid hacia Las Palmas a Iván le dio un tirón en la espalda y no se podía ni mover, al principio estábamos preocupados porque tuvo que venir en silla de ruedas pero tras el calmante que le dieron no paraba de reirse por cualquier cosa y claro nosotros igual con el. Al final todo quedó en una simple contractura.

L&J: A la hora de componer…¿cómo os organizáis?

A la hora de componer no hay un orden establecido, por lo general suele ser Iván el que trae una idea que luego es desarrollada por todos, a veces es diferente y empieza todo por un groove de bajo, un riff de guitarra o en una improvisación en una prueba de sonido.

L&J: ¿Qué diríais de Tote Latorre?

De Tato Latorre sólo podemos decir cosas buenas, es nuestro productor, amigo y mentor en la música (y fuera de ella). Él consigue sacar lo mejor de nuestras canciones dándoles el toque final, digamos la guinda del pastel.
 La verdad es que hemos aprendido mucho de él y lo seguimos haciendo cada vez que vamos al estudio.

L&J: Hoy en día ¿cómo véis el panorama musical de cara a nuevos grupos, cantantes en solitario…etc?

El panorama musical actual no es más que el reflejo de como está el resto, vivimos un momento difícil pero no por eso hay que parar de luchar y de creer en lo que haces. La música es muy importante pero también hay que cuidar el resto, cuando empezamos diseñábamos carteles y los pegábamos nosotros mismos por toda la ciudad, hacíamos trabajo de oficina en casa (gestiones, conciertos, etc) y así fuimos creciendo poco a poco.

¡No hay que parar nunca!

 

L&J: ¿Qué sentimiento queréis despertar con vuestra música?

Una de las cosas que más nos llena son los mensajes de “fans” que nos dicen que nuestra música les alegra la vida, que les cambia un día malo y les hace olvidarse de los problemas. Somos muy positivos, disfrutamos de lo bueno y de lo malo siempre intentamos sacar el lado positivo. Creo que transmitimos como somos.