Seis jugadores que podrían cambiar de equipo esta temporada

Apenas llevamos un mes de competición pero ya va tomando forma la clasificación en ambas conferencias y podemos empezar a observar que equipos son capaces de competir y cuales tienen complicado evitar la lotería del próximo draft. Por tanto serán varios los equipos que busquen soluciones en el mercado de traspaso.

Traspasos que podrían empezar el 15 de diciembre –fecha en la que los jugadores firmados en la pasada agencia libre son traspasables– y que culminarán en el cierre del mercado el 6 de febrero, día siempre ajetreado en las oficinas de los equipos NBA.

 

  • Andre Iguodala (Memphis Grizzlies)

Desde que el pasado verano saliera desde los Warriors dirección Memphis para liberar espacio salarial, los rumores sobre el MVP de las Finales de 2015 han girado en torno al buyout –rotura bilateral del contrato para que el jugador pueda firmar por otro equipo–, opción más lógica entre un equipo en plena reconstrucción y un veterano como Iggy. Sin embargo la posición de los de Tennessee es que solo saldrá mediante traspaso a cambio de una ronda de draft.

Según apuntan los insiders, el destino predilecto del veterano alero en caso de buyout es Los Ángeles, siendo los Lakers la primera opción. Veremos si algún contender se siente tentado a traspasar por él, o aparece algún equipo emergente en busca de dar la campanada, como los Mavericks de Luka Doncic.

 

  • Blake Griffin (Detroit Pistons)

Blake Griffin es el claro ejemplo de gran jugador en equipo mediocre, hecho que parece no haber cambiado demasiado pese al fichaje del renacido Derrick Rose y el gran estado de forma de Andre Drummond –como cambian las cosas cuando un jugador está en año de contrato–.

Esto ha hecho que esté siempre rodeado de rumores, los cuales siempre ha silenciado él mismo. Sin embargo, la pasada temporada pudimos observar signos de hartazgo con algunos de sus compañeros, mientras el ala-pívot mostraba su mejor nivel en un equipo que apenas era capaz de competir en una débil Conferencia Este. Todo esto puede desencadenar en una petición de traspaso por el mismo Griffin.

En estos momentos, no parece que los Pistons tengan ningún interés en hablar de traspasos, así que hará falta una oferta difícil de rechazar mientras Blake Griffin se mantenga leal al proyecto de Detroit.

 

  • D’Angelo Russell (Golden State Warriors)

La dinastía que ha llevado a los de Oakland a 5 finales consecutivas y 3 anillos está en horas bajas. Las lesiones y la falta de profundidad los mantienen como peor equipo de la NBA y candidatos a ocupar una de las primeras posiciones en el próximo draft.

Aquí es donde entra D’Angelo, del que ya se le vaticinaba como pieza de traspaso cuando llegó a los Warriors este pasado verano. Un paquete de rondas de draft y jugadores jóvenes podría ser suficiente para conseguir al jugador All-Star.

A día de hoy aún no hay equipos que hayan preguntado por él, aunque durante podría reaparecer alguno de los equipos que intentaron su fichaje en verano, como los Timberwolves de su buen amigo Karl-Anthony Towns, quienes podrían tirar la casa por la ventana para dar por fin el salto de calidad y asentarse en playoffs.

 

  • Demar Derozan (San Antonio Spurs)

Los Spurs pueden estar atravesando su peor temporada de la era Popovich y ya han aparecido los primeros rumores de traspaso. El elegido parece ser Derozan, que podría convertirse en agente libre este próximo verano si rechaza su opción de jugador por un valor de 27,7 millones.

No parece que los Spurs estén dispuestos a deshacerse de ningún jugador joven, así que el traspaso será probablemente de cara a una reconstrucción a la que podría encaminarse el equipo de Texas. Entre los destinos para el jugador californiano sobresalen los Orlando Magic, que ya habrían mostrado interés.

 

  • Bradley Beal (Washington Wizards)

La estrella capitolina es el eterno candidato a traspaso en un equipo con un presente bastante complicado y un futuro hipotecado por su otra estrella, John Wall –que sigue lesionado hasta al menos la próxima campaña– y su criticado contrato supermáximo –4 años y más de 170 millones de dólares–. Pese a todo, la renovación del jugador con la franquicia que lo drafteó justo antes del inicio de la temporada ha apagado enormemente los rumores. Veremos si resurgen a medida que se acerque el cierre de mercado.

 

  • Marc Gasol/Serge Ibaka (Toronto Raptors)

El vigente campeón de la NBA parece mantenerse en la élite de la Conferencia Este pese a haber perdido al MVP de las Finales Kawhi Leonard y a Danny Green en la pasada agencia libre. Los culpables de esta situación son el paso adelante (otro más) de Pascal Siakam y el apoyo de los jugadores de rol, como la vuelta de OG Anunoby, el gran nivel de VanVleet y la explosión de Chris Boucher en los últimos 7 partidos tras la lesión de Ibaka (9 puntos, 6,9 rebotes, 1,1 tapones y 0,7 robos en 18 minutos de juego).

Es precisamente la inesperada aparición de Boucher unida a la renovación por el máximo de Siakam lo que puede poner en el mercado a los pívots españoles. Ambos jugadores están en su último año de contrato y la franquicia canadiense podría buscar un traspaso por alguno de ellos para no perderles a cambio de nada en verano. De entre los dos, el candidato a no acabar la temporada en los Raptors parece que sería Gasol, al ser el que tiene más caché en la NBA y su menor apego a la franquicia y la ciudad.

 

En cuanto a los equipos que podrían apostar por un gran traspaso, además de los ya mencionados Spurs o los renqueantes Blazers, destacan los Boston Celtics. Los verdes tienen numerosas rondas de draft, muchos jóvenes en plantilla y una posición interior bastante floja tras la marcha de Al Horford (hola Blake Griffin).

En contra de un posible movimiento está el gran nivel del equipo, segundos en la Conferencia Este con un gran Kemba Walker, apoyado por la dupla Tatum-Brown. Pero el pasado verano el orgullo de Danny Ainge quedó herido y podría buscar un gran traspaso que convierta al conjunto de Massachusetts en el mayor aspirante al anillo.