Rubén Guerrero presenta su muestra ‘La réplica afectiva’

0
160

El sevillano Rubén Guerrero expone en La galería Rafael Ortíz la muestra La réplica afectiva, la inauguración de la exposición tuvo lugar el pasado martes 15 a las ocho y media de la tarde, y consiguió concentrar en ella a muchísimos expertos de arte y a interesados por este sector, no solo de Sevilla, sino de varias zonas de España. La razón de su éxito es 'arriesgarse' comentaba el pintor, ya que ha apostado por un estilo diferente, por lo morfológico, lo estratégico y lo darwiniano en dirección contraria al habitual proceso de bocetaje.

Del mismo modo que el juego de Arquímedes conocido como Stomachion se podía resolver de diversas formas sin alterar el resultado, Rubén Guerrero plantea, con ésta su segunda exposición individual, la sospecha de que cada imagen contiene múltiples y distintas traducciones formales, entendiendo que cada una de ellas es igual de válida. Sus cuadros son figurativos, aparentemente simples, pero es mucho más, superpone elementos y los combina aunque no encajen o no sean temporalmente correctos.

De esta forma quedan en evidencia distintos modos de hacer y sus múltiples posibilidades miméticas y técnicas, renunciando de forma consciente y premeditada a la idea de estilo, tan relacionada con la pintura.  

Para la creación de las obras, el pintor se a basado en motivos arquitectónicos encontrados, fragmentos de superficies o relieves escultóricos donde se inscriben figuras geométricas simples. Esto hace que los cuadros tengan un carácter dual y equívoco, propiciando una segunda lectura diferida que nos remite a la conocida serie Corrección perspectiva de Jan Dibbets, según ha afirmado el protagonista de la exposición. 

Finalmente, con sus obras Guerrero ha querido hacer hincapié en el enfrentamiento entre distintas estrategias pictóricas y en como estas interactúan, y no tanto en la naturaleza individual de cada una de ellas. Proponiendo, así, una reflexión holística, general, acerca de la pintura que asume como natural la disolución de las fronteras entre abstracción y figuración.

La muestra estará expuesta hasta el 4 de mayo. Para los interesados en visitarla la ubicación de La galería Rafael Ortíz es Calle Mármoles, 12, y su horario es el siguiente: Lunes de 18,00 a 21,00 horas; de martes a viernes de 11,00 a 13,00 y de 18,00 a 21,00 horas; y los sábados de 11,00 a 13,30 horas.