Pasito a pasito, camino de la Final

La selección Española de Balonmano acaba de clasificarse para la Final del EHF Euro Croacia 2018 tras eliminar a la todopoderosa y siempre favorita selección francesa de los hermanos Karabatic. La selección Española se clasificó para semifinales este pasado miércoles, tras eliminar a la actual campeona de Europa, Alemania. La selección dirigida por Jordi Rivera tuvo que solventar el choque contra Alemania, dependiendo de si misma en la “Main Round”, pero siendo consciente que una derrota los mandaba para casa.

Tras un espectacular partido, tanto en ataque como en defensa, la Selección se clasificó como 2* de grupo, por lo que su rival en la siguiente ronda sería Francia. Tras dos días de descanso, la selección española se ha presentado al partido bien preparada y concentrada. Con los planes bien estudiados ha sido capaz de plantarle cara a su bestia negra. Francia ya había dejado a España en el camino en dos torneos anteriores (los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y el Mundial de Catar 2015), pero hoy tocaba venganza. El final de la primera parte y el inicio de la segunda ha sido espectacular.

España ha sido un apisonadora, un vendaval que ha pasado por encima de los franceses con una facilidad impresionante, hasta ha tenido su momento de gloria Arpad Sterbik. El mítico portero de la selección se unió recientemente a la concentración debido a la baja por lesión del portero titular (Gonzalo Pérez de Vargas), y ha entrado en el partido para parar 3 de los 5 penaltis que le han tirado. Otros Jugadores como Joan Cañellas, Julen Aguinagalde, Gurbindo o Ferran Suler también han estado a un nivel estratosférico, sin olvidarnos del portero, hoy titular, Rodrigo Corrales, que en varios momentos ha sido clave. a falta de 15 minutos para el final, España ha entrado en un ligero letargo, que ha hecho a los Franceses recortar la distancia de 9 goles a solo 4, haciendo que los aficionados sufrieran más de los esperado, hasta el punto que a más de uno casi le da un infarto.

En cualquier caso, la victoria sufrida siempre sabe mejor. Ahora toca pensar en la final del domingo, y a esperar que la selección que campeona de Europa por primera vez en su historia.