Nuevo atentado terrorista en Marsella

El terror acecha al mundo. Esta vez Europa ha sufrido un nuevo golpe terrorista. Marsella (sureste de Francia) llora por la muerte de dos mujeres acuchilladas mortalmente de 21 y 30 años, por un terrorista, en la estación ferroviaria de Saint-Charles, mientras el asesino gritaba "Alá es grande", según varios testimonios. La primera fue degollada y la segunda asesinada a cuchilladas en el pecho y estómago.

El terrorista, de origen magrebí, había sido detenido ya, concretamente el pasado 29 de septiembre en Lyon, por un sospechoso urto y liberado por falta de pruebas.

Después de asesinar a las dos mujeres, intentó atacar a una patrulla de militares de la «Operación Centinela» no logrando su objetivo. Finalmente, este fue abatido.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, se desplazó hasta la estación ferroviaria. El tráfico de trenes quedó paralizado. El presidente Emmanuel Macron declaró estar profundamente indignado con este acto de barbarie y compartir la pena con las familias y víctimas.

Horas después el Estado Islámico reivindicó este atentando en un comunicado difundido por la agencia Amaq, portavoz de EI.