Los pozos ilegales de Doñana están provocando su sequía

0
101

Doñana ha sufrido desde los años 80 una intensa transformación por el cultivo de la fresa. El resultado, más de 6.000 hectáreas de cultivos bajo plástico instalados sin planificación ni autorización. 

Por otro lado, los cerca de 2.000 pozos ilegales que riegan estos cultivos han llevado a que las marismas de Doñana reciban hoy tan sólo el 20% del agua que de forma natural les llegaba del acuífero, según WWF España.