Las tunas de Sevilla entorno a la Inmaculada, cerca de 70 años de tradición

0
408
La tuna del Colegio Mayor San Juan Bosco durante su actuación / Fuente: El Mundo

Como dijo Manuel Pareja Obregón, en 1978, Sevilla tiene una cosa que solo tiene Sevilla. La capital andaluza se compone de cuatro elementos principales; historia, tradición, cultura y música.  No hay nadie más leal a su historia que los sevillanos, conocedores de su devenir, así como sus costumbres y tradiciones, las cuales defienden a ultranza, hecho que se convierte en el principal ingrediente de su éxito. La música en esta tierra es cultura, y viceversa. Cualquier género es bien recibido, siempre y cuando se encuadre en su espacio; o sino que se lo pregunten a la Alameda de Hércules, a las calles de Santa Cruz, o incluso al barrio de Triana, donde cada casa es un mundo; convirtiéndose así en cuna de numerosos artistas independientemente de su naturaleza musical.

Historia

El próximo sábado volverán a darse cita, en torno a la imagen de la Purísima, cerca de 15 tunas en diferentes horarios, comenzando la de Económicas a las 22:45 horas y cerrando esta mágica noche a las 2:20 horas la tuna femenina. Muy noble, heróica, leal, invicta y mariana son los títulos que congrega y lleva a gala la ciudad de Sevilla, como lo llevaba el rockero Silvio con su tema «La pura Concepción (Swing María)», el cual decía así: «María es la Pura Concepción,  que antes que Roma, Sevilla proclamó». 

Cada puente de diciembre es especial, ya que la ciudad vuelve a echarse a las calles con las tunas universitarias y sus rondallas. 1952 fue el año en el que la primera tuna, Peritos Industriales, se postró ante el monumento de la Inmaculada, con el único fin de hacerle un guiño al pasado y a la extinta tuna universitaria creada en los años 20. El Cardenal Segura, gracias a este hecho, le impuso el fajín blanco a esta formación, como reconocimiento por tan valioso detalle, siendo en la actualidad la única que lo porta.

Actualidad

La corporación municipal y el consejo han llegado al acuerdo de adelantar una hora y cuarto el comienzo del tradicional acto; hecho que no ha dejado indiferente a nadie y mucho menos a los propios tunos, que han abierto un fuerte debate en torno al consejo por adoptar dicha medida.

Sevilla entiende de madrugadas, tanto es así que muchas de ellas se regocijan en torno al título mariano de la ciudad. La participación de las tunas ha ido aumentando con el paso del tiempo, viéndose alterado tanto el orden como el horario de actuación. En un principio, las tunas arrancaban a las 00:05 horas con el comienzo de la festividad, hecho que se ha visto alterado este año, que será a las 22:45 horas cuando se escuche la primera nota bajo el monumento. Con este cambio en el horario se persigue hacer partícipes a un mayor números de vecinos de la fiesta. El paso del tiempo ha ido de la mano con esta tradición, la cual más allá de quedar en un bonito recuerdo, se ha convertido en una de las citas más esperadas por todos.

La fiesta de la Inmaculada Concepción es la fecha más importante para todos los tunos, ya que se reúnen bajo los pies de su patrona. El cantarle a su imagen tras una jornada de confraternización tiene un fondo difícil de comprender para cualquier espectador, pues se trata del momento más esperado del año.

Este es el horario para este año:

  • 22:45h – Económicas
  • 23:00h – Agrícolas
  • 23:15h – Ingenieros
  • 23:30h – Farmacia
  • 23:45h   (Pausa)
  • 00:05h – Medicina
  • 00:20h – Bosco
  • 00:35h – Aparejadores
  • 00:50h – Peritos
  • 01:05h – Filosofía
  • 01:20h – Derecho
  • 01:35h – Magisterio
  • 01:50h – Turismo
  • 02:05h – Biología
  • 02:20h – Femenina