Las Ligas Menores apagan la sala Fun Club

0
69

El jueves 29 de Noviembre la sala sevillana Fun Club abrió sus puertas a una banda argentina llamada Las Ligas Menores

El concierto, promovido por Mango Tonight, traía consigo una oferta atractiva. Tal y como llevaban anunciando meses antes, sería una noche para recordar con el grupo que encabeza la noticia y una banda de dream pop y post punk llamada Martes Niebla como teloneros. 

A las nueve y media de la noche, se abrió la taquilla con un precio de nueve euros. A pesar de poder comprar la entrada de forma anticipada, el aforo estaba casi vacío, por lo que el comienzo de las actuaciones no empezó hasta una hora después. 

A las once y media de la noche, tras presentar su primer EP Martes Niebla, la banda argentina comenzaba su actuación. Con dos discos a sus espaldas, las canciones empezaron a rodar. El grupo integrado por Anabella Cartílago (voz y guitarra), María Zamtlejfer (voz y bajo), Pablo Kemper (voz y guitarra), Micaela García (batería) y Nina Carraca (teclados), se presentaban enérgicos y alegres, pero poco a poco la atmósfera comenzó a cambiar. 

Las canciones generaron en la sala un ambiente distendido en el que poder bailar, ya que a pesar de clasificarse dentro del indie rock, tienen un estilo afín al dream pop y al punk. Las baterías subdivididas que no dejaban espacios de silencio, las guitarras percutidas con raudos acordes y el bajo rítmico crearon una sensación en los oyentes de paz, pero la actitud de los integrantes fue mermando poco a poco lo que sus melodías conseguían. 

Era la primera vez que Las Ligas Menores pisaban España y a pesar de mostrarse agradecidas, la poca compenetración y el comportamiento de alguno de sus miembros contradecían las palabras de la cantante principal, Anabella Cartílago. Nina Carraca no se entendió bien con el técnico de sonido, ya que no se escuchó ninguna tecla en todo el bolo, pero tras examinar sus gestos y movimientos, descubrimos que quizás no quería entenderse. La joven bajó el volumen de los teclados y, si había pasajes en los que no tocaba, sus ojos miraban a la nada y su cuerpo de volvía rígido. 

A pesar de que la teclista sobresaliera de forma negativa, los otros integrantes no quedaron atrás. "Fuego Artificial", producido por Discos Laptra, se presentaba como un LP lleno de melodías simples y a la vez pegadizas pero, tal y como se desenvolvió el concierto, la sala se fue apagando con la actitud de los protagonistas. 

La Fun Club tuvo una noche en la que tres personas bailaban, seis observaban y quince hablaban, por lo que una vez mas, la música enseñó que si no se cuenta y se transmite, las melodías no importan y los oyentes se vuelven meros asistentes.